Cuando Capitana Marvel llegue a los cines, será el último de una línea de ejemplos de cómo Marvel Studios usa la manipulación digital de imágenes para rejuvenecer artificialmente a sus actores.

Esta vez, el principal afectado será Samuel L. Jackson, un actor que a principios de los años 90 cuando está ambientada la película, ya era un actor muy conocido en todo el mundo. Eso llevó a tomar la decisión de usar la tecnología de rejuvenecimiento para Nick Furia en lugar de intentar hacerle parecer más joven o contratar a otro actor para algunas escenas.


Según comenta el productor ejecutivo Jonathan Schwartz:

Rejuveneceremos a Sam un poco, rejuveneceremos a Clark un poco. Afortunadamente, tanto Clark como Sam tienen un aspecto increíble, lo cual es de gran ayuda para nosotros, pero habrá un poco de eso. Ciertamente son más imágenes de las que hemos tenido que hacer en otras películas. Hemos rejuvenecido a Robert Downey Jr., que tiene un aspecto increíble, y a Kurt Russell, que también tiene un aspecto increíble, hemos tenido mucha suerte con los actores que han pasado por este proceso. Pero esto será significativamente más en una película de lo que hemos hecho nunca antes, lo cual es un reto divertido, pero no creo que pudiéramos pedirle nunca a nadie que se meta en la piel de Sam Jackson, así que estoy orgulloso de que lo estemos haciendo.