Para los fans de la franquicia de Deadpool, incluyendo su spin-off de X-Force, parece que podría haber esperanza de continuidad pese a la fusión entre Disney y Fox.

Durante la presentación trimestral de resultados ante los inversores, el CEO de Disney Bob Iger respondió a preguntas sobre los planes de negocio de la compañía, incluyendo la posibilidad de hacer películas clasificadas R una vez heredadas las franquicias de 20th Century Fox. Iger dejó claro que el estudio no va a renegar de lo que ha funcionado, independientemente de su clasificación por edades.

El CEO apuntó que Disney continuaría con Deadpool bajo el paraguas de Fox. También apuntó que su estudio se aseguraría de abordar esas propiedades de forma diferente para que los consumidores no se confundan. Iger se aseguró de decir que no les preocupa nada del portfolio actual de Fox.