Aunque Brie Larson debutará antes como Capitana Marvel en su próxima película, su primera experiencia rodando con Marvel Studios fue con Vengadores: Endgame, que se estrena dos meses después.

Y dado el secretismo que suele rodear a las películas del Universo Cinematográfico de Marvel, especialmente a Vengadores: Infinity War y su secuela, Larson llegó hasta a sentir miedo de revelar nada.

Nunca quise parecer que iba a desvelar algo o que iba a decir algo equivocado. Fue como, ‘No puedo vivir conmigo misma siendo la única que revele algo’. Así que simplemente lo borré. Hice lo que pude por archivarlo por si quería recordarlo y decir, ‘Oh sí, fue una locura’. Y estoy emocionado por que salga la película y finalmente poder hablar sobre ello y decir, ‘Sí, eso fue una locura’. Pero mi familia no sabe nada. No he hablado con nadie sobre nada porque soy una guarda-secretos muy diligente.

Aunque Larson se las está arreglando estupendamente para guardar secretos, parece que necesitó algo de ayuda a la hora de ser una de las caras visibles del UCM. Según revela, buscó consejo en algunos de sus compañeros acerca de ser la protagonista de una franquicia.

Era como la superhéroe junior y les hacía preguntas como, ‘Hola, soy la nueva. ¿Qué tipo de barritas de proteínas coméis y cuándo entrenáis? ¿Es cómodo vuestro traje?’. Pude aprender mucho, y todo el mundo me ayudó mucho. Así que pude aprender un poco antes de meterme en esto dónde estaría yo sola.