Para hacer hueco al estreno de la versión PG-13 de Deadpool 2 estas navidades, 20th Century Fox ha decidido retrasar Alita: Ángel de Combate hasta el 14 de febrero, lo que a su vez se traduce en un nuevo retraso del estreno de X-Men: Fénix Oscura. La nueva entrega de la franquicia mutante llegará ahora a los cines el 7 de junio de 2019, casi cuatro meses después.

THR informa además que Fox también ha establecido una nueva fecha de estreno para la malograda Gambito, que ahora llegará a los cines el 13 de marzo de 2020.

De momento se desconoce cómo influirá la fusión entre Disney y Fox en estos retrasos, ya que se espera que la operación se complete a lo largo de 2019.