Como parte de nuestra colaboración como partner de la Heroes Comic Con Madrid (la cual, por cierto, ha sido todo un éxito este año), hemos podido tener acceso a entrevistar a varios de los autores más destacados de la edición 2018.

Poco a poco iremos compartiendo esas entrevistas con vosotros, y vamos a empezar con la que le hicimos al gran Paco Díaz. A continuación os dejamos las preguntas que le hicimos y sus interesantes respuestas.

Hace un mes se publicó en USA el Anual de Cable y Deadpool. ¿Cómo te sientes al ser el artista encargado de volver a juntar a estos dos personajes en una cabecera propia después de tantos años?

Fue un proyecto interesante porque en el Anual yo me encargaba de la parte central de la historia y se unieron al proyecto un montón de buenos dibujantes y quedó un proyecto bastante redondo. Estoy muy contento de hacer cosas que son bastante populares ahora. La película y tal hace que el tebeo tenga más tirón y que te dé más importancia en este mundo.

Sueles trabajar haciendo números sueltos de distintas series, pero has tenido ocasión de hacer miniseries como la de Solo o como la de Emperador Vulcano. ¿Qué diferencias notables sientes al ser el dibujante principal?

Yo creo que se trata un poco de lo que creen los editores en ti. Hay diferentes autores, ya lo sabéis. Están los hot artist, que son los que tienen los mejores proyectos, los más ambiciosos. Y luego supongo que estamos, en una especie de segundo nivel, una serie de dibujantes, entre los que me incluyo, que hacemos otros proyectos. He estado en series, por ejemplo, he estado en US Avengers hace poco terminando la serie. Miniseries, pues hice hace poco también la de Spider-Island. O sea, que de vez en cuando sí que cuentan conmigo para algo más importante. Pero el ejemplo que te doy es que yo me fui de vacaciones este verano y fue decir que estaba de vacaciones y me ofrecieron tres cosas a la vez, y todas eran de apagar fuegos. “¿Puedes ayudarnos a acabar esta miniserie de Venom porque Bagley no llega a tiempo?” . Y tuve que hacerlo en nada de tiempo. Diez páginas de un número y seis de otro. No sé, supongo que soy un autor que también entra en muchos tipos de proyectos. He hecho desde video cómics hasta… me han pedido recientemente hacer la adaptación de la película de los Vengadores, con lo cual yo estoy contento de que tenga trabajo continuado en Marvel y supongo que llegará la oportunidad.

Y cuando llegue, que llegará, ¿qué personaje o serie querrías hacer?

A mí me gusta mucho, ya sé que queda un poco típico (risas) pero de crío me encantaban Hulk y el Capitán América. Hacer algo con esos personajes estaría muy bien. Pero de mayor me pegó el boom de la época de Jim Lee.

X-Men, no digas más.

Los X-Men, sí (risas). X-Men sería algo genial. Los conozco, los seguí durante mucho tiempo en aquella época. Estaba súper enamorado. Ahora sigo siguiéndolos, pero bueno, no es lo mismo. No sé como decírtelo. También están más dirigidos ahora, creo, a un público más joven. Al menos algunas de las colecciones. Yo he estado en All New X-Men (La Nueva Patrulla-X) haciendo algún numerito suelto y acabando la colección, pero me gustaría estar en alguna de las grandes, como cualquier otro dibujante. Tener la oportunidad de trabajar con un gran guionista y hacer una etapa importante de cualquiera de las colecciones sería un sueño.

Sobre eso también te quería preguntar, ¿hay algún guionista por el que sientas cierta predilección y con el que quieras trabajar?

Algún guionista… Pues estoy enamorado, y he trabajado con él últimamente, de Al Ewing. Más que nada porque yo leo los guiones directamente. Vosotros leéis el resultado final, veis los dibujos. Pero yo veo cómo trabaja y es un tío bastante… cuida el detalle al mínimo, es muy detallista. Muy visual.

¿Nos puedes contar tu proceso creativo? Qué materiales sueles usar, si lo haces todo a mano o utilizas recursos digitales…

Hasta los X-Treme X-Men lo hacía de la forma clásica. Original grande, lápiz, tinta, pincel, rotuladores… Una técnica mixta. Y descubrí la tablet, la Cintiq, y los programas relacionados. Sobre todo el Manga Studio. Y se abrieron un montón de posibilidades. Ahora estoy trabajando ya con eso. Con algunos cómics de X-Teme X-Men ya hice la tinta digital y mezclaba con algunos efectos especiales de Photoshop y demás. Y ahora únicamente estoy utilizando este programa, el Manga Studio. Hago un boceto previo en papel. Sé que hay muchos autores que ya lo hacen directamente en digital, pero yo no puedo. Además lo suelo hacer al tamaño del tebeo para ver las proporciones como quedan y así me hago una idea real de cómo va a quedar al final. A veces es más dibujado, a veces menos, depende. Porque también, una vez los meto dentro, puedo hacer algunos cambios. Termino de dibujar allí o paso a entintar directamente. Como este es un trabajo que te pide mucho, cuanto antes te pongas a entintar en ese día, antes acabarás. Con lo cual me esfuerzo, terminas de dibujarlo, lo entintas, vuelves atrás…. Es un proceso continuo.

Además supongo que tendrás que hacerlo bastante rápido si te mandan emergencias así en las que tienes que hacer diez páginas en poco tiempo…

Hombre, me encantaría ser como la chica esta por ejemplo, [señala a Sara Pichelli]. Y que me digan “Eres un genio, y pide lo que quieras y tómate el tiempo que quieras”. Pero yo creo que tengo trabajo más o menos continuado porque soy un autor más o menos rápido cuando es necesario.

Cuéntanos un poco sobre qué futuros planes tienes, ¿en qué estás trabajando ahora?

Ahora mismo acabo de hacer un vídeo-cómic para el especial de Spider-Geddon del Spiderman Noir. Ha sido divertido porque era una cosa diferente. Eran como viñetitas sueltas con un poquito de animación. Y bueno, ha sido chulo. La pena es que tú haces un vídeo con el personaje súper chulo que lo vas a ver aquí, lo estás viendo un rato, y luego en el vídeo pasa rápido. Pero bueno, ha sido muy divertido. Y ahora estoy haciendo la adaptación de la película de los Vengadores, que me está yendo bien. Lo acepté porque estoy intentando volver al estilo realista que tenía al principio, cuando trabajaba en DC. Porque me fui un poco al cartoon y ahora estoy intentando volver un poquito a ese estilo más realista a ver si consigo ese proyecto que todos ambicionamos. Este me lo permite , porque me han pedido que los trajes de los personajes sean parecidos e incluso me han mandado cosas de Marvel Studios. Cosas Top Secret, 3D de personajes… muy chulo. Y estoy haciendo esto, la adaptación, pero los personajes no pueden ser los actores. Me han dicho que no se pueden parecer.

¿Hasta qué punto crees que puede mejorar o empeorar un dibujo el colorista?

Me encantaría poder hacer como Daniel Acuña y hacerlo todo. Pero claro, es imposible, no tengo la capacidad para conseguirlo. Hay muy buenos coloristas con los que he trabajado, y otros que no lo son tanto. Pero la decisión final siempre es del editor. Tú puedes recomendar alguno, pero a lo mejor está ocupado. Hay que respetar el trabajo de todos, porque es un trabajo en equipo. Hay un colorista, así lo publicito. Yo soy de Mallorca y estamos trabajando allí. Es Guillem March, un grandísimo autor de DC, y Tomeu Morey, que también trabaja en DC de colorista. Tomeu mejora a cualquier dibujante. Es una pasada de colorista. Además lo ponen de ejemplo en DC. Tener un colorista así es lo ideal. Está haciendo la Liga de la Justicia, está haciendo Batman…

Ahora que sacas lo de Mallorca, ¿cómo llega un dibujante español a trabajar para la gran Marvel?

Ahora es muy fácil. Cuando empecé hace unos años era más complicado porque las comunicaciones no eran las más adecuadas. Había que tirar de fax y era todo peor que ahora, que también es bastante malo (risas). Trabajo desde Mallorca y está muy bien poder trabajar desde cualquier sitio para una de estas grandes empresas. Por ejemplo, uno de los trabajos que he hecho aparte, cuando no estoy trabajando en Marvel, cuando tengo algún hueco y cojo otros encargos que me llegan, como cosas de DC, pues un trabajo especial que me dije “bah, por qué no” es una historia corta para el ejército de Estados Unidos (risas). Así como anécdota. Estamos tan comunicados que te pueden ofrecer cualquier cosa.