Star Wars: Los Últimos Jedi es una gran película para muchos, pero una decepción para otros. Independientemente de si son de un bando o del otro, muchos fans están disgustados por cómo se puso final a la historia de Luke Skywalker. Ausente de Star Wars: El Despertar de la Fuerza salvo en los minutos finales, posteriormente se reveló que Luke había abandonado el camino de la Fuerza, dejando que la Primera Orden tomasen el control de la galaxia.

Ahora, tras haber mostrado su descontento con la decisión en numerosas ocasiones, Mark Hamill ha vuelto a hablar sobre qué opina de lo que han hecho con su personaje.

Hay un hueco enorme entre El Regreso del Jedi y El Despertar de la Fuerza, tuve que contemplar eso realmente. Dije, ‘Hey, ¿cómo pasé de ser el personaje más optimista y positivo a este hombre malhumorado y suicida que quiere que se vaya la gente de la isla?’.

Fue un cambio radical, pero creo que a veces si te empujan fuera de tu zona de confort es algo bueno. Aunque una parte de mí le dijo a Rian, ‘Pero ya sabes, un Jedi nunca se daría por vencido’. Mi concepto del personaje era que incluso si elegía al Nuevo Hitler pensando que él era la Nueva Esperanza, sí que me sentiría terriblemente mal, pero no me ocultaría en secreto en una isla y después abandonaría la Fuerza.

Aparte de esto, Hamill también se muestra disgustado por no haber podido mostrar los impresionantes poderes del Maestro Jedi.

J.J. dijo, ‘Oh y por cierto probablemente pondré un par de rocas flotantes para mostrar la Fuerza que sale de ti, cómo es de fuerte’. Así que pensé que para el VIII iba a tener Rayos de Fuerza saliendo de cada orificio de mi cuerpo. Ya sabes, levantar una ceja y tirar AT-ATs como fichas de dominó. Habría sido divertido ser tan poderoso. Además, no habría tenido que hacer demasiado. No me tendrían que haber enseñado coreografía para hacer duelos de sable láser. Solo tendría que haber hecho esto, ‘Hamill señala desde el otro lado de la sala’, y dejar que el tipo de efectos especiales hiciese todo.