Según han revelado durante el podcast de Kevin Smith, los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely tenían un plan diferente para la tercera película del Capitán América.

De hecho, ya habían empezado a trabajar con los Russo, hasta que llevó Kevin Feige diciendo algo que lo cambió todo, Capitán América: Civil War.

Markus: Teníamos un modelo para la trama de Zola.

McFeely: Sí, la trama de Bucky. Estuvimos trabajando en eso durante mucho tiempo antes de Civil War. De nuevo, esa fue otra Kevin Bomb. Solo dijo, ‘Civil War’.

Markus: Y la habitación se quedó en silencio. Y Joe Russo dijo, ‘Oh, nos acaba de dar una película de 1.000 millones de dólares. La hostia.

Siguiendo con la conversación, el dúo de guionistas reveló que Kevin solía soltar sus bombas a menudo. De hecho, Markus dijo que Feige hizo algo similar cuando les reveló la llegada de Spiderman.

También ayudó la vez que entró en la habitación, y estábamos ya muy avanzados trabajando en Civil War, y dijo, ‘Podríais tener que cambiar una cosa, porque…’, y entonces lo dijo.

Markus hizo el icónico gesto de Spiderman con su mano, indicando que el estudio había adquirido los derechos cinematográficos del personaje.

Este fue el mejor grano en el culo que habíamos tenido nunca.