Malas noticias para Disney y Lucasfilm. En su segundo fin de semana, Han Solo: Una Historia de Star Wars cayó un 65% con respecto a sus primeros días de estreno, recaudando tan solo 29,3 millones de dólares en Estados Unidos. Eso eleva la cifra doméstica hasta los 148,9 millones, una modesta cantidad que se queda en la mitad de lo que consiguió Rogue One: Una Historia de Star Wars en la misma cantidad de tiempo.

A nivel internacional, la película no lo está haciendo mucho mejor, ya que solo ha conseguido recaudar 30,3 millones de dólares este pasado fin de semana, haciendo que la cifra total a nivel mundial sea de 264,2 millones. Obviamente, esto no es un buen resultado, y ahora los analistas creen que la película podría incluso quedarse por debajo de los 400 millones de dólares recaudados en toda su etapa en cines.