Múltiples fuentes han publicado 117 millones de dólares como cifra oficial de recaudación durante el primer fin de semana de Spider-Man: Homecoming en la cartelera de Estados Unidos, pero lo cierto es que a eso habría que añadir lo recaudado el domingo. Teniendo en cuenta esto, la cifra probablemente se posicionará entre los 120 y 125 millones de dólares que comentábamos ayer, recaudados entre 4.348 salas. Una parte de la culpa de este éxito recae sobre IMAX, que ha recaudado 10,6 millones en sus 392 salas.

Fuera de Estados Unidos, Spider-Man: Homecoming ha recaudado unos espectaculares 140 millones de dólares, lo que hace que la suma total a nivel mundial ascienda a 257 millones en solo tres días. Con esto, Sony Pictures ya ha superado con creces los 175 millones que se ha gastado en la producción en colaboración con Marvel Studios y Columbia Pictures.

Como también comentamos ayer, estas cifras sitúan a Spider-Man: Homecoming como el segundo mejor debut de la historia de Sony, por detrás de los impresionantes 151,1 millones conseguidos por Spiderman 3 en 2007 y por delante de los 114,8 millones de Spiderman en 2002. Sin embargo, si ajustamos según la inflación, el filme de Jon Watts se quedaría en cuarto lugar, por detrás de la trilogía de Sam Raimi.