Después de haber dirigido cuatro películas de la franquicia de los X-Men, el director Bryan Singer ha dejado la próxima X-Men: Dark Phoenix en manos del productor y guionista Simon Kinberg.

Para ilustrar este momento, los dos cineastas se han sacado una foto que luego Singer ha compartido en su cuenta de Instagram, cediendo el legado Kinberg.


¡Una historia épica en geniales manos!

De esta manera, el director deja la película en manos de su amigo Kinberg, que ya co-escribió con Singer X-Men: Apocalipsis.