Mañana se estrenará Doctor Strange (Doctor Extraño) en España, y quizás no sea el mejor momento para hablar de spoilers de la película. Aún así, por si alguno quiere continuar leyendo, el director Scott Derrickson revela para IGN que el actor Benedict Cumberbatch interpretó a dos personajes en el filme. Uno, obviamente, es el Doctor Stephen Strange, ¿y el otro?

Aviso de spoilers.

En el acto final de la película, Stephen Strange viaja a la Dimensión Oscura y se enfrenta cara a cara con Dormammu, un personaje al que también dio vida el propio Cumberbatch.

La voz era de un actor británico cuyo nombre no conozco, y Benedict, Benedict hizo la captura facial para ello.

Cuando le preguntaron si se hizo así para dejar la puerta abierta a que otra estrella sea contratada para el papel en un futuro (algo similar a lo que pasó con Josh Brolin para Thanos), el director dijo:

No, no, no fue así. Sabíamos que era un personaje todo por ordenador, pero mientras estábamos en producción Benedict lo propuso como idea. Dijo, ‘¿Qué pensáis acerca de que lo haga yo?’. Yo dije, ‘Déjame pensarlo, ya sabes’. Es una idea interesante, porque imaginé la idea como un ser de otra dimensión que no se mueve por la Dimensión Oscura, con una expresión, con ojos, cara y boca, y con rostro humano, ¿por qué haría eso? Adopta esa forma para comunicarse con Strange.

Cuanto más pensaba en ello, más me gustaba la idea. Porque nadie conocía a Dormammu mejor que Benedict. También escribí ese papel para que fuese una especie de versión ultra inflada de Strange. Es un ego desbocado. Es un conquistador cósmico donde todo, literalmente, es sobre él. Hay algo interesante sobre su enfrentamiento de este tipo pequeño y delgado que tiene ese poder del tiempo y este monstruoso conquistador que está atrapado por una maniobra inteligente. Hay algo sobre eso que funcionó bien, y no pensé en nadie mejor para interactuar con Benedict que él mismo.