Todas las noticias del Universo Marvel

La Guerra Civil de Marvel Studios: Cómo Captain America: Civil War casi provocó la marcha de Kevin Feige

Desde The Hollywood Reporter nos llega información acerca de por qué Kevin Feige ha roto las cadenas que ataban Marvel Studios a Marvel Entertainment.

Recomiendo leer el artículo completo porque es realmente interesante, pero para los que sólo quieran lo más importante, decir que la gota que colmó el vaso parece ser la discrepancia acerca del presupuesto para Captain America: Civil War. La confrontación fue tal que Kevin Feige amenazo a Disney con dimitir, hasta que Bob Iger intervino, favoreciendo lo que sabemos que ha ocurrido, la desvinculación del estudio de cine de Marvel Entertainment, pasando ahora a depender directamente del presidente de Disney Alan Horn.

Para los que quieran saber más, podéis leer el artículo original en inglés aquí, o nuestra traducción al castellano justo a continuación:

Nuevo logotipo de Marvel Studios

Tras la fricción sobre el presupuesto de Captain America: Civil War, el mago del estudio amenazó con dejar Marvel hasta que el CEO de Disney, Bob Iger, intervino con un nuevo plan.

Al final, y de un modo irónico, fue la secuela de Capitán América lo que ayudó a culminar la larga guerra civil en el interior de Marvel que acabó con el presidente de Marvel Studios, Kevin Feige, liberándose de su viejo jefe, el CEO de Marvel Entertainment, Isaac “Ike” Perlmutter.

Tal como The Hollywood Reporter reportó primero el 30 de agosto, Feige y su exitosa división de cine ahora responderán ante el jefe de Disney Studios, Alan Horn, en vez de Perlmutter, el ejecutivo que vive en Nueva York que supervisa la filial de Disney. Múltiples fuentes dicen que los años de frustración de Feige llegaron a su límite en gran parte durante la producción de la tercera entrega de la serie del Capitán América, que hace poco concluyó su rodaje en Georgia. Otros dicen que era algo que era inevitable ya que lentamente la división de cine había ido acercándose cada vez más hacia Disney y ahora va a tener su base en la gran zona de estudios Disney de Burbank, California.

Captain America: Civil War, con fecha de estreno en USA el próximo 6 de Mayo de 2016, ha recibido por muchos el mote de “Vengadores 2.5” por su ambición y su enorme reparto, así pues está más cercana a otra de las mega-películas de Marvel que no a las películas de un sólo superhéroe del estudio. Civil War tratará de los héroes Marvel luchando unos contra otros. Contará con prácticamente todos los actores de las películas de los Vengadores, incluyendo Robert Downey Jr. y Chris Evans , y la introducción de Tom Holland como la nueva versión cinematográfica de Spiderman.

Las fuentes dicen que el presupuesto de Civil War se infló, según es de esperar, lo que no gustó mucho al famoso por su tacañería Perlmutter. ‘Nueva York quería reducir las escala de la película’, dice una fuente interna. Marvel y Disney dijeron que no tenían nada que comentar al respecto.

‘Nueva York’ en este caso no era sólo Perlmutter, de 72 años de edad. Era también el llamado ‘Comité Creativo de Marvel’, un grupo de ejecutivos de varias divisiones incluyendo a varios editores como también Alan Fine, la mano derecha de Perlmutter. El comité ha estado presente casi desde la creación de Marvel Studios a mediados de los años 2000, ofreciendo notas y críticas sobre las decisiones creativas, y con poder también en la decisiones económicas. Las fuentes internas dicen que Feige, liberándose de Perlmutter y del lado de la compañía con sede en Nueva York, no asegura el fin del comité, pero que su importancia será ahora prácticamente nula.

Sin embargo la reorganización no afecta a la unidad de Marvel Television, que ha obtenido menos éxito que la división de cine pero que tiene varias series en el aire, incluyendo Agents of S.H.I.E.L.D. y Agente Carter en la ABC, y Daredevil en Netflix. La parte de TV aún responde ante Perlmutter y el comité. El editor Dan Buckley y el Jefe de Edición Creativa Joe Quesada están entre aquellos que permanecerán en el comité, pues es necesaria una continuidad para la coordinación y cooperación entre el cine de Marvel, la TV, los cómics y el departamento de merchandising para aprovechar el tirón de proyectos y eventos.

‘Nueva York ha tenido mucho que decir durante mucho tiempo, ¿pero no ha ganado el derecho Kevin de tener autonomía? Ha hecho ganar miles de millones a la compañía. ¿Por qué debería responder ante un hombre de 72 años que ni siquiera se dedica a hacer películas?’, se pregunta una fuente interna.

Las fuentes dicen que Feige, de 42 años, contempló dejar Marvel, (desde luego podría ser el ejecutivo con más ofertas de trabajo en la industria) antes de que el CEO de Disney Bob Iger aprobara la reorganización que hace que Feige responda directamente ante Horn.

En términos de cómo los negocios se hacen en la parte de cine, el impacto aún no está claro. ‘¿Por qué iba a cambiar?, dice un agente de renombre. ‘Está probado el exitoso funcionamiento del Universo Marvel del que todo el mundo quiere formar parte’. Pero otro agente dice que tiene esperanzas de que la compañía pueda ahora liberarse de los duros términos con los que trata los acuerdos con sus más grandes estrellas de cine. ‘Estoy deseando que este régimen sea mejor’, dice el agente. ‘Son agresivos, muy tacaños, desde luego no puede ser peor de como ha ido hasta ahora’.

Otra fuente, que ha tenido tratos con Marvel en multitud de acuerdos, expresa esperanza en que Marvel tendrá más flexibilidad en los acuerdos sobre los puntos de talentos. Por ejemplo, Marvel, salvo contadas excepciones, no paga royalties de merchandising, lo que no es la norma en la industria, según esta fuente. Además, Marvel exige el derecho de usar hasta tres minutos de la interpretación de un actor de una película a otra, descrito como ‘material de transición’, cuando la norma son 30 segundos.

Otro agente dice: ‘Creo que las cosas serán mucho más rápidas y fáciles sin Ike’.

Fuente | The Hollywood Reporter