Desde que se estrenó El Increíble Hulk en 2008, las apariciones del Gigante Verde en el cine se han visto reducidas a las dos películas de los Vengadores, salvo por ese cameo de Bruce Banner al final de Iron Man 3. Esto se debe, como reveló no hace mucho Mark Ruffalo, a que aún existen problemas de derechos con el personaje, derechos cuyos detalles ha revelado ahora Forbes.

La web afirma que Universal ya no posee los derechos de producción para Hulk, pero sí controla los derechos de distribución de cualquier película individual del personaje. Por tanto, si Marvel Studios decidiese seguir adelante con un proyecto del personaje, tendría que ser en colaboración con Universal Studios. Eso sí, Universal podría hacer uso de una opción de rechazo por cualquier motivo, por lo que Disney recuperaría los derechos para distribuir la película.

Sin embargo, como apunta Forbes, hay un buen número de factores que estarían llevando a Marvel a replantearse el hacer otra película de Hulk más allá de tener que colaborar con otro estudio. Y es que la compañía ha probado que está dispuesta a colaborar para poder contar las historias que quiere contar, como ya ha probado con Spiderman. Ahora bien, con Hulk estaría el problema del coste de producción y marketing de una película semejante, que contaría con mucho trabajo de CGI, y más teniendo en cuenta la pobre taquilla que tuvieron las películas previas.

Póster de Hulk para Vengadores: La Era de Ultrón