Para ayudar a promocionar el lanzamiento inminente de la versión domestica de Capitán América: El Soldado de Invierno, los guionistas de la película, Christopher Markus y Stephen McFeely han hablado con la revista SFX sobre un buen número de temas relacionados con Steve Rogers y su franquicia cinematográfica.

Comenzando no por la secuela, sino por lo que llegará dentro de un par de años, los guionistas hablan sobre cómo será el tono de Capitán América 3.

McFeely: Cuando abordamos la etapa de Brubaker en los cómics, todos dijimos, con ciertas excepciones, ‘Este es el tono de la franquicia moderna del Capi’. Y puedes imaginar que con nosotros de vuelta, con los Russos de vuelta, si te gustó El Soldado de Invierno puedes esperar que te guste la tercera, si la hacemos bien.

Christopher Markus y Stephen McFeely

A esto, Christopher reitera su deseo de incluir a M.O.D.O.K., pero su incapacidad para hacer encajar en el guión a una cabeza gigante que flota.

Markus: No sé si hay alguien que tuviésemos en mente que no pudiésemos lograr. Hay gente que siempre quiero meter. Quiero poner a M.O.D.O.K. en algo, pero no puedes lanzar simplemente a una cabeza gigante que flota. No es como, ‘Oh, tenemos que hablar sobre este tipo, hay algo que debería contar primero sobre él’ (Risas). De repente, toda la película necesita hacerse cargo de esa estructura para acomodarle. Nunca gano esa pelea.

Tras esto, la pareja creativa habla sobre los cambios recientemente anunciados en Marvel Comics, principalmente del que verá a Sam Wilson, actualmente el Halcón, convertirse en el nuevo Capitán América.

Markus: Tenemos a permanecer a un lado cuando se trata de los cómics. Esperamos y vemos lo que robaremos de ahí dentro de tres o cuatro años (risas). Creo que las películas pueden acomodar casi cualquier cosa, si hay necesidad. Creo que hay una necesidad mucho mayor de agitar las cosas en los cómics porque es una narrativa que ha estado en marcha durante 60 o 70 años, así que tienes que tiene que hacer esas cosas. Lo nuestro solo lleva como cinco años o así. Así que aún no es tiempo suficiente para empezar a cambiar las cosas. Además, no puedo imaginar cómo va a tener las alas y el escudo al mismo tiempo. ¿No se le va a mezclar todo con las alas? No sé… Cuando pasan esas cosas en los cómics también tienes una tendencia, quizás de forma cínica, de decir, ‘ Sí, pero va a ser Steve Rogers dentro de dos meses…’. Va a despertar de un crio-éstasis o lo que sea y va a ser como, ‘Oh, necesito recuperar el escudo’. (Risas).