Según informan desde The Hollywood Reporter y Showblitz, el actor Ben Kingsley está en conversaciones finales para participar en la película Iron Man 3, eso sí, en un papel que aún permanece secreto. Además, también comentan que definitivamente, tal y como apuntaban los rumores, el guión estará basado en la historia de Warren Ellis Extremis.

Ben Kingsley

Según Showblitz, Ben Kingsley será, casi con total seguridad, el villano de la tercera entrega de la saga del Hombre de Hierro. Recordemos que el director Shane Black reveló hace tiempo que no tiene interés en llevar al Mandarín a la gran pantalla (describiéndolo como una caricatura racista), y mientras que Marvel ha rehusado hacer comentarios de todo esto, fuentes internas han confirmado a Kingsley y han negado que el actor vaya a interpretar al mítico villano. En Iron Man 3, que la web revela que estará basada sin excesivo rigor en el arco Extremis de Warren Ellis, Kingsley interpretaría un papel de un villano que propaga una cepa de un virus a través de nanobots. Si lo habéis leído, este arco argumental no cuenta con ningún villano en el que parezca encajar Kingsley, así que si el personaje es una nueva creación o está basado en otro villano del Universo Marvel está por ver. Dependiendo de lo fieles que sean a la popular historia, el actor podría ser una versión muy diferente de Mallen (el villano principal del arco) o una versión modificiada del Dr. Aldrich Killian (que se suicida después de propagar el virus y solo tiene un pequeño papel en el primer número).

Por otro lado, The Hollywood Reporter afirma que no Kingsley no sería el villano principal, y que sí que podría ser el Mandarín, aunque de una forma que de Mandarín tan solo tendría el nombre.

Kingsley, sin embargo, no será el villano principal. Fuentes internas dicen que hay una posibilidad de que Kingsley interprete al Mandarín, pero al mismo tiempo, como el guión aún se está escribiendo, el personaje podría ser reconfigurado para una presentación en la gran pantalla.