January Jones es Emma Frost en X-Men: Primera Clase, una mutante rubia y despampanante con poderosos poderes telepáticos y la habilidad de convertir su piel en diamante. Jones ha confesado en el Boston Herald que no era lectora de cómics, y que aceptar el papel supuso un trabajo de investigación importante.

En realidad no leía cómics de X-Men cuando era más joven.

Los cómics me ayudaron porque entran mucho en detalle. Quería explorar este personaje y sus emociones. Mi gran pregunta era: ‘¿Por qué están tan enfadados? ¿Cuáles son sus motivos?’.

En otra entrevista, Jones habló directamente sobre la película en sí y sobre su aportación a la misma, haciendo especial hincapié en la apretada agenda que han tenido que soportar, llegando a opinar incluso que lo mejor habría sido retrasar la fecha de estreno.

Pobre Matthew Vaughn, que va a tener que editarla toda en tres días. Ha sido todo como un rayo. Pero nos hemos divertido mucho haciendo esta película.

Creo que fue surrealista para ellos pensar que íbamos a hacer semejante película con lo que teníamos, unos dos meses y algo. Así que nos pasamos. Creo que aún tengo que rodar un par de días más.

Pero casi hemos terminado. El hecho de que tuviéramos que haber retrasado la fecha de estreno pero que no lo hayan hecho es muy interesante para mí. Imagino que deben saber lo que están haciendo. Tengo mucha fe en Matthew como director y editor, creo que sus películas son geniales. Y creo que han estado editando a medida que íbamos avanzando. Debería estar bien.

Todo el mundo quiere saber sobre el traje. Yo antes no sabía mucho sobre ella, pero cuando investigué, vi que era un personaje mítico, sobre todo visualmente. Nadie habla sobre el hecho de que tiene los poderes más problemáticos.