Al fin podemos ver el tráiler de la nueva película del universo mutante de Marvel. Sin más dilación, aquí os lo dejo.

Bueno, analizando el tráiler, he de decir que me ha dejado mejor sabor de boca del que esperaba, aunque sigue habiendo muchas cosas que chirrían.

El vídeo comienza alternando imágenes de la anterior trilogía y la nueva película para presentarnos a la versión joven del Profesor X y de Magneto. Eso sí, ni a Patrick Stewart ni a Ian McKellen se les ve la cara, solo de espaldas.

Acto seguido se nos desvela lo que será, posiblemente, la trama principal de la película, con el presidente Kennedy anunciando por televisión la crisis de los misiles cubanos.

A partir de ahí ya empiezan a presentarse los personajes y sus poderes. Vemos a Emma Frost sentada en una habitación sellada, y a Ángel con sus alas de insecto frente a Xavier y Erik. Después se ven unos fotogramas de Bestia aún sin transformar, Havok sin usar sus poderes, Darwin en un coche y Mística en la escena que ya conocemos con el paraguas. Acto seguido, saltan a una escena de transformación de Mística (un proceso muy similar al visto en la anterior trilogía), y a Charles y Erik (ya con los trajes de X-Men) trabajando codo con codo en pleno conflicto nuclear en un avión pilotado por la Bestia ya transformada. Yo lo siento, pero pobre Bestia, ya que sigue teniendo el aspecto del famoso póster filtrado con los personajes, parece el hombre lobo de Teen Wolf en azul.

Seguimos adelante con demostraciones de poder de Magneto, que parece que cada vez va siendo más violento, un poco de transformación de la Bestia, Emma Frost pasando a su forma de diamante junto a Sebastian Shaw, un poco de amor adolescente, Havok lanzando rayos rojos, Xavier usando a cerebro para buscar mutantes, Magneto mostrando aún más que no le importa usar la fuerza, y una escena muy interesante en la que se ve a Azazel teletrasportándose (muy al estilo de Rondador Nocturno en las otras películas) desde un lugar en el que se encuentra con Emma Frost en forma de diamante (parece más un muñeco que otra cosa) y Sebastian Shawn.

Finalmente, todo acaba con Magneto, el casco y el traje, Xavier pidiendo paz y Magneto diciendo que la paz nunca es una opción, dando paso todo esto a una escena muy espectacular con Magneto sacando un submarino del agua con su poder.