Todas las noticias del Universo Marvel

James Gunn habla sobre el éxito de Deadpool y lo que supone

El director James Gunn ha vuelto a usar su cuenta de Facebook para expresar su opinión acerca del gran éxito obtenido por Deadpool en su primer fin de semana de estreno.

Gunn no parece muy contento con los comentarios de un directivo de 20th Century Fox que cree que Marvel Studios no es capaz de reírse de sí mismo de la misma forma que lo hace Deadpool, y espera que esto abra la puerta a muchas otras adaptaciones de cómics.

Además, el director también señala lo que puede conseguir realmente una película clasificada R, y espera que los estudios no se lancen a copiar el éxito de Deadpool sin pensar realmente en lo que están haciendo.

James Gunn

La película tiene un tono de auto-menosprecio desenfrenado. Nunca se había hecho antes. Se burla de Marvel. Esa etiqueta se toma a sí misma seriamente, ¿podrías imaginarlos riéndose de ellos mismos en una película? Preferirían apuñalarse.

Esa es una cita de Deadline Hollywood, atribuída a un ‘trajeado’ de Hollywood. Me encanta Deadline y obtengo muchas de las noticias de mi negocio del cine gracias a ellos. Y me encanta Deadpool incluso más, la película es impresionantemente divertida, tiene mucho corazón y es exactamente lo que necesitamos ahora mismo, asumir auténticos riesgos en el espectáculo cinematográfico, pero VAMOS JODER. Esa no es razón para reescribir la historia. Esa cita tiene que haber sido dicha por el directivo de Hollywood más jodidamente idiota de la historia de los directivos de Hollywood jodidamente idiotas.

Ignoremos Guardianes por un momento, una película que sobrevive de momento en momento construyéndose a sí misma y cortándose a sí misma, sabe Dios que soy parcial con eso. ¿Pero qué opináis de lo que hicieron Favreau y Downey con Iron Man? ¿Qué narices fue Ant-Man?

Vamos Deadline.

Después de que todas las películas consigan récords a la gente de aquí de Hollywood les encanta lanzar las razone definitivas de por qué la película ha sido un éxito. Ví como ocurría con Guardianes. ‘No tenía miedo de ser divertida’ o ‘Estaba llena de color y diversión’, etc., etc., etc. Y lo siguiente que sé es escuchar sobre cientos de proyectos cinematográficos creados ‘como Guardianes’, y empiezo a ver docenas de tráilers exactamente como el tráiler de Guardianes con una gran canción pop y un puñado de bromas. Ugh.

Ugh.Ugh.Ugh.Ugh.Ugh.

Deadpool no fue eso. Deadpool es su propia cosa. Eso es ante lo que está reaccionando la gente. Es original, es jodidamente buena, fue hecha con amor por los directores, y no tuvo miedo de asumir riesgos.

Para que sobreviva la experiencia cinematográfica, las películas de espectáculo tienen que ampliar su definición de lo que pueden ser. Necesitan ser voces únicas y auténticas de los directores que están detrás. No pueden ser simplemente copias de lo que vino antes que ellas.

Así que, durante los próximos meses, si prestas atención a lo que sale, veréis a Hollywood confundida con la lección que deberían aprender con Deadpool. Darán luz verde a películas ‘como Deadpool’, pero con eso no significará que sean ‘buenas y originales’, sino ‘una película de superhéroes atrevida’ o ‘que rompe la cuarta pared’. Os tratarán como si fuerais estúpidos, que es algo que no hace Deadpool.

Pero esperemos que en medio de todo esto haya un estudio o dos que aprendan la lección adecuada de esto, como hizo Fox con Guardianes dando luz verde a Deadpool, y digan, ‘Tío, quizás podamos darles algo que no hayan tenido ya’.

Y ese es el que va a tener éxito.