Todas las noticias del Universo Marvel

Straczynsky habla sobre su participación en el guión de Thor y sobre su cameo en la película

Supongo que muchos de vosotros ya lo sabíais, pero no han sido pocos los que se llevaron una sorpresa cuando vieron que la historia de la película de Thor estaba basada en una historia de J. Michael Straczynsky. Lo que estaba claro desde un principio es que la etapa del guionista fue de gran inspiración e influencia para la película, pero fue así hasta tal punto que el propio autor está involucrado en la misma, y no solo en lo referente a su cameo. A continuación os dejo una entrevista donde Straczynski habla de todo esto.

Straczynski

– Parece que a ningún fan se le ha escapado tu aparición en los créditos con ‘Historia de’ cuando fueron a ver la película. ¿De qué forma te has involucrado en la película?

Me involucré muy al principio, desarrollando un poco la historia en reuniones con Kevin Feige y Craig Hyle y otros. Me reunía, hablábamos, establecíamos las pautas de la historia, volvía, lo hacíamos de nuevo, trabajaba sobre una línea más definida… y llegado el momento terminé el esqueleto de la estructura en la que funcionaban todas esas ideas.

Ahora, aquí va la parte que nadie conoce: cuando llegó el momento de que el Gremio de Guionistas (WGA) arbitrara la aparición de los créditos, no puse el esbozo en los créditos. Había decidido dejarlo ir, porque los guionistas que vinieron detrás de mi fueron los que hicieron todo el trabajo pesado. Sentí que ellos eran los que deberían llevarse el crédito. Esta actitud es algo que heredé de mi trabajo en televisión. En series como Babylon 5, Crusade o Jeremiah, asignaba a menudo historias a otros guionistas, y nunca pedía aparecer en los créditos de la historia, no creía que fuera adecuado excavar en los residuos de otros escritores. Sigo sin hacerlo.

Entonces me llegó un inesperado email de Dony Payne, uno de los guionistas antes mencionados, que estaba enloquecido con el hecho de que yo no apareciera en los créditos, un sentimiento compartido por el otro guionista. Cuando le expliqué mi razonamiento, me dijo que se me había ido la cabeza. ‘El esbozo es la película’, me dijo. ‘Nos dieron tu esbozo y ahí estaba todo, es la historia que tú creaste, y es el cómic que tú escribiste, que también es la base de la película. Tienes que pedir salir en los créditos de la historia’. A nadie le importaba si era meterse en su trabajo, se mostraban firmes con lo que pensaban que era hacer lo correcto.

Finalmente, accedí, y enviaron el esbozo con el resto de materiales de la historia al WGA para el tema del arbitraje. Durante el proceso, Zack y Ashley, los otros dos guionistas, también insistieron en que se le diera el crédito apropiado ya que había sido el esqueleto de la película desde el primer día. Y cuando el arbitraje salió adelante, el crédito estaba ahí.

Te cuento esto porque existe la noción popular de que en el negocio del cine, los guionistas intentan dejar fuera a otros guionistas de sus propiedades por un puñado de pavos. Pero esos tres guionistas sacrificaron una gran cantidad de su trabajo para asegurar que el crédito de la propiedad fuera a donde ellos pensaban que pertenecía,  y son ellos los que deberían recibir los halagos.  Son un emblema de lo mejor de nosotros.

– También tienes un cameo. He oído que la experiencia del rodaje fue un poco distinta a lo que te esperabas. ¿Estás conforme con lo que finalmente se mostró en pantalla? ¿Interactuaste con otros invitados como Walt Simonson o Stan Lee?

Al principio solo iba a ser uno de otros muchos tipos sentados en una mesa en una escena de un banquete. Pero Ken decidió que el cameo debería ser más que eso. Así que entonces fui uno de los tipos que intentan levantar el martillo. Después lo amplió, decidiendo que yo debería ser el tipo que conduce, camina hasta el cráter, encuentra el martillo, no puede levantarlo y va a buscar a sus amigos para intentar hacerlo.

Así que de repente estaba en varias escenas y tenía un diálogo. También estoy en una escena más tarde, pero fue cortada por falta de tiempo. Ken fue muy gracioso y amable en el set, pasamos buenos momentos entre escenas hablando y bromeando. Cuando le dije que estaba pensando dirigir mi propia película, me dijo que Natalie sería perfecta para ella, y que debería volar a Nuevo México y, como agradecimiento, arreglaría una reunión.

Así que estoy muy feliz con cómo salió el cameo, a pesar del hecho de que no importa cómo ajustes el proyector, siempre me verás en la escena. ¿Por qué demonios mi cabeza sale tan grande y con forma de pera? ¿Cuándo ocurrió eso?