Ewan McGregor revela por qué le sorprendió el final de la serie Obi-Wan Kenobi

0
Póster de Obi-Wan Kenobi
Escucha este artículo

Ewan McGregor concedió una entrevista junto a su coprotagonista Hayden Christensen para la página web de consideración de los Disney Studio Awards. En ella, los actores reflexionaron sobre el enfrentamiento final entre sus personajes, Obi-Wan y Darth Vader, en la serie de televisión Obi-Wan Kenobi.

Cuando le preguntaron sobre el momento transformador en el que Obi-Wan y Vader se enfrentan, McGregor comentó lo emotivo que fue rodarlo. Tanto, que cogió por sorpresa al actor.

Bueno, como dijo Hayden, creo que nos cogió un poco por sorpresa. Al tocarlo, se volvió bastante emotivo de una manera que no creo que hubiera imaginado que sería.

McGregor señaló cómo la serie y los enfrentamientos habían conducido a ese momento, con el Jedi exiliado recuperando finalmente su Fuerza salvando a la princesa Leia de una azotea en el segundo episodio de la serie.

Obviamente la serie conduce a ese momento en el que Obi-Wan tiene que dar un paso atrás en el ring y no solo tiene que intentar volver al mundo de los Jedi y luchar. A través de la serie y las confrontaciones que tiene, se va preparando más o menos para eso. Puedes verlo recuperando su Fuerza y tiene que salvar a Leia cuando ella cae desde lo alto de la azotea.

Aún así, aunque hubo algunos paso obvios, la atmósfera de ese encuentro final fue toda una sorpresa.

Obviamente pequeños pasos en el regreso, pero le llevan a este momento en el que tiene que luchar contra su antiguo padawan, ¿sabes? Su mejor amigo. Así que está el lado emocional de eso y luego está el lado físico de eso, y ambos fueron una sorpresa.

McGregor también elogió el talento del coreógrafo de peleas Jonathan Eusebio por traducir emociones profundas en una lucha física.

La pelea real en sí estuvo increíblemente bien diseñada y coreografiada por Jonathan Eusebio, nuestro arreglista de peleas. Bellamente, bellamente realizada. Pensada muy cuidadosamente. Estudió todas las peleas que habíamos hecho en las precuelas y llevó el estilo de Obi-Wan hacia un lugar donde alguien que está oxidado pero también mayor. Está muy bien pensado. Pero fue difícil.

A pesar de esto, McGregor comentó que el choque emocional fue increíblemente satisfactorio y que esto se hizo aún mejor con la historia de la vida real que McGregor y Christensen comparten.

Creo que ambos sentimos que era hermoso para nosotros volver a trabajar juntos. Y había algo en nuestras vidas y todo lo que nos sucedió desde la última vez que trabajamos juntos. Estaba en el aire entre nosotros. Así que fue un verdadero… No sé si la palabra ‘meta’ es correcta, pero había algo hermoso en eso y se hizo. Me cogió por sorpresa. Fue muy conmovedor.

En la misma entrevista, McGregor también reflexionó sobre cómo fue volver a su papel casi una década después de la trilogía de precuelas de George Lucas. Comentó que había entendido la desesperación de Obi-Wan de una manera cerebral, y habló sobre ello cuando surgieron las primeras ideas para lo que entonces era una película.

Aún así, el actor temía que llevar al personaje a un lugar roto no fuera interesante, pero esa preocupación se superó rápidamente cuando se dio cuenta de lo interesante que podría llegar a ser.

Creo que entendí la profundidad de su desesperación de una manera cerebral antes de que llegáramos y empezáramos a hablar sobre hacer esta película, que luego se convirtió en una serie.

McGregor pareció sugerir que no fue capaz de imaginar la desesperación de Obi-Wan hasta que comenzó a representarla frente a las cámaras.

Ese fue mi sentimiento, que no sería interesante llevar a este personaje que conocemos y amamos de Alec Guinness a través de las películas originales, a través de mi trabajo en las precuelas, y llevarlo a un lugar realmente diferente donde está roto. No podía imaginar realmente cómo se sentía hasta que lo tocamos y eso fue realmente interesante.