Un productor de Marvel Studios explica con detalle el proceso creativo de cada proyecto

0
Logotipo de Marvel Studios
Escucha este artículo

Durante su visita a un conocido podcast de Estados Unidos, Nate Moore, productor de Marvel Studios, ha revelado nuevos detalles sobre los retiros creativos del estudio donde se toman las decisiones del futuro del Universo Cinematográfico de Marvel.

Moore le explicó al presentador del programa que estos retiros creativos les dan a los directivos la oportunidad de volverse locos con ideas y aspiraciones para el futuro del UCM.

Para ser honesto, están hechos de un par de maneras diferentes. Tenemos un retiro no tan secreto cada uno o dos años, donde normalmente vamos a Palm Springs y solo hablamos sobre personajes o historias interesantes que me encantaría contar o, ‘Oye, si pudiéramos hacer lo que quisiéramos, ¿qué sería? ¿Con quién sería? ¿Qué personajes no hemos usado que nos apasionen?’. Y de esa semana tendemos a sacar uno o dos puntos clave que a veces se mueven, pero alrededor de los cuales empezamos a ser capaces de construir. Y cosas como el Multiverso surgieron de ahí, cosas como construir la Fase 1 alrededor del Guantelete del Infinito, o supongo que todo lo de la Fase 3 alrededor del Guantelete del Infinito surgió de esas decisiones, porque la gente tenía pasión por el material. Y si piensas en Marvel, tenemos más de 50 años de material para extraer, por lo que no es que haya escasez de ideas. En todo caso, hay una especie de cantidad abrumadora de ideas y tiene que ser alguien que se apasione por una idea dada para darse cuenta cómo ponerla de pie.

Moore explicó que este tipo de retiros brinda a los directivos la oportunidad de aprender en qué personajes necesitan convertirse en expertos y en qué historias inspirarse antes de nuevos proyectos. Después de que se presenta una idea, según Moore, la investigación de la historia del personaje depende del directivo de esa propiedad.

Así que una vez que decidimos hacer un personaje determinado, depende del directivo de esa propiedad convertirse en un experto en ese personaje. Y eso es cualquier cosa, por ejemplo, cuando me pusieron en Capitán América 2, literalmente leí cada aparición del Capitán América en los cómics. Me llevó alrededor de, diría, 3 o 4 meses.

Moore continuó describiendo la gran cantidad de cómics que los creativos de Marvel necesitan leer y comprender después de presentar una idea en un retiro. Explica que al tener acceso a esta tradición comienzas a construir un documento interno de los aspectos más convincentes del personaje o propiedad dada. Afortunadamente, hay gente dentro de la compañía que se preocupa de conseguir todo el material, ya sea en papel o en formato digital.

Esencialmente, sí. Y a veces son montones digitales, a veces son copias físicas. Tengo carpetas grandes de, más recientemente, todos los cómics de Namor porque me estaba preparando para Black Panther 2. Y al leerlo todo, empiezas a construir un documento interno de las cosas que son realmente interesantes, personajes que son realmente geniales, momentos que son realmente geniales, datos interesantes que tal vez no conoces de la superficie o de una entrada de Wikipedia. Cosas de los cómics que son problemáticas, cosas que podríamos modificar, cosas que hemos hecho antes y que por tanto tenemos que cambiar. Y de ese proceso, obtienes un documento que es un poco indicativo de lo que creemos que la película podría ser. Y la razón por la que empezamos a hacer eso, y echo diez años la vista atrás, solía ser como, ‘Hola Matt, ¿quieres escribir una película de Marvel? Aquí hay 50 años de Doctor Strange’. Y tener a un guionista volviendo con una versión que nos gustase era casi imposible, porque son muchas cosas.

Después de que los directivos hagan lo suyo, filtran las ideas que más les gustan y que más quieren adaptar. Luego desarrollan las ideas aún más, descomponiendo la idea para dividirla en partes y luego reconstruyéndola.

Solemos plantear ‘Estas son cosas que nos interesa hacer’. Porque es posible que el guionista lea esos 50 años de cualquier propiedad y esté interesado en hacer algo completamente diferente. Bueno, eso no le hace ningún servicio, ¿verdad? Entonces primero comenzamos a hacer nuestra tarea y luego, una vez que sentimos que, ‘Oye, tenemos bastante claro lo que nos gusta de una propiedad determinada’, mientras tanto hemos conocido a los guionistas adecuados que pueden dar vida a eso. Pienso en cómo pensamos acerca de los guionistas, y he estado en un estudio diferente durante mucho tiempo, pero ciertamente no es, ‘Oye, ¿quién ha hecho lo más grande y elegante últimamente?’. Es, ‘¿Quién tiene un voz específica que creemos que es interesante’ y ‘¿Quién hará que esta propiedad sea su prioridad?’. Porque, como sabes, en Hollywood a veces estás escribiendo un borrador aquí y estás escribiendo un borrador allá, y tienes una serie aquí y los guionistas están… su enfoque está dividido, porque tienen éxito y están bien, y por eso trabajan mucho. Lo que le pedimos a cualquier guionista es: ‘Oye, queremos que te mudes a la oficina de Marvel y empieces a escribir’. Y escribir para nosotros comienza con ‘Oye, has empezado con este documento, has entrado y presentado, creemos que eres genial. Adelante, vamos a desarmar tu visión, llevarla a los puntos clave y reconstruirla juntos’. De modo que todos estemos en el mismo punto y estemos moviendo la pelota hacia adelante. Y la razón por la que lo hacemos así es, para que lo entiendas, porque en realidad no desarrollamos nada que no vayamos a hacer. Entonces, si por ejemplo, queremos hacer Shang-Chi, salimos con Shang-Chi y decimos: ‘Está bien, tenemos unos dos años para que esto funcione’. Entonces no tienes tiempo para los callejones sin salida y el callejón sin salida de un desarrollo normal. Todo es progreso hacia la producción. Y si no estamos alineados con el guionista y luego con el director cuando entren en el proceso, perderemos demasiado tiempo para hacer esa película. Y, por lo general, estamos trabajando con una fecha de producción sólida y una fecha de lanzamiento en mente.