Andy Serkis habla de su regreso a Star Wars en Andor y de si hay conexiones con el Líder Supremo Snoke

Andy Serkis
Escucha este artículo

En una entrevista con Vanity Fair, Andy Serkis habló sobre su nuevo papel en la serie de Star Wars Andor como Kino Loy, que es básicamente el capataz de la prisión donde está recluido Cassian Andor.

Pero lo curioso reside en que esta no es la primera vez que Serkis forma parte del universo de Star Wars. El actor se estrenó como el líder supremo Snoke en Star Wars: El Despertar de la Fuerza, y fue asesinado en Star Wars: Los Últimos Jedi.

Obviamente, Serkis es consciente de que los fans están intentando establecer conexiones entre Kino Loy y Snoke, y si bien no dio más detalles sobre este punto, sí que dijo que fue su amor por Rogue One: Una Historia de Star Wars lo que le llevó a aceptar unirse a este proyecto.

Lo sé. Es difícil porque estoy seguro de que eso es exactamente lo que la gente pensará. ¿Y por qué pensarían de otra manera? Estaba un poco confundido sobre si hacerlo o no, pero fue simplemente porque me encanta Rogue One. Me encantó realmente la base de esa película en un mundo que se sentía tanto real como épico. Además, voy a interpretar a un personaje en el extremo opuesto del espectro de un Líder Supremo muy poderoso. Kino Loy es alguien que es una persona real en este mundo.

Cuando le preguntaron si películas como Cadena Perpetua y La Leyenda del Indomable sirvieron como inspiración para lo que el público está viendo en Andor, Serkis confirmó que proyectos como esos fueron de los que se hablaba durante la producción.

Ahora bien, según el actor, la diferencia clave entre la serie y esas películas es cómo la serie de Disney+ muestra un entorno estéril, uno en el que no puedes tener efectos personales.

Cadena Perpetua casi es un lujo porque puedes escuchar ópera. Hablamos sobre esas películas. Pero esta era un ambiente estéril, donde no puedes tener ningún efecto personal. No es como si alguien estuviera viniendo con algunos libros de la biblioteca para que los leas o puedes ir a trabajar un rato a las cocinas o lo que sea. Incluso el sistema de ducha: una puerta se cierra, todos hacemos fila. Este vapor viene, ni siquiera puedes lavarte. Te paras allí y te vapeas. Y luego sales y te pones tu ropa de trabajo, que es la misma que tu ropa de noche. Es como otro circuito, otro mecanismo.

En cuanto a por qué solo hay humanos en la prisión, Serkis señaló cómo los seres humanos en este entorno se han vuelto irrelevantes.

Son lo más bajo de lo bajo. Los seres humanos en este entorno se han vuelto irrelevantes. Sentías que habías sido deshumanizado y que no tenías identidad y que tu identidad era exactamente la misma que la de todos los demás. Así que fue una gran una especie de nivelador en ese sentido.

En cuanto al trasfondo de su personaje, el actor reveló que imaginó a su personaje formalmente trabajando como un capataz que defiende los derechos de los trabajadores.

Lo que imaginé de la historia de fondo de Kino, antes de que estuviera en prisión, es que era un líder sindical. Está acostumbrado a trabajar como capataz. Quería que viniera de un lugar donde lo encarcelaron por, quizás, defender los derechos de los trabajadores, y luego ponerlo en una posición de autoridad porque eso es lo que hace. Es un líder natural. Pero realmente solo quiere cumplir su tiempo. Tiene una familia. Quiere salir y volver, y asume que eso sucederá después de su encarcelamiento.