Spider-Man: No Way Home. Garfield habla de su experiencia con Maguire

0
504
Logo de Spider-Man: No Way Home

Casi 15 años después de Spider-Man 3, Tobey Maguire regresó como el trepamuros en Spider-Man: No Way Home, y no lo hizo solo, porque también vino acompañado del regreso de Andrew Garfield al papel. Sin embargo, ambos casos eran diferentes, porque si bien Garfield ha seguido creciendo como actor en múltiples películas desde The Amazing Spider-Man 2: El Poder de Electro, Maguire ha estado retirado de la interpretación.

En una entrevista reciente, Garfield reveló la reacción de Maguire al rodar lo que se puede considerar como su cuarta película de Spider-Man, repasando su experiencia no solo de volver como Spidey, sino de trabajar junto a Maguire.

Se tomó un poco de año sabático de la interpretación por un tiempo, para mi consternación, porque soy un gran admirador de él como actor. Se ha centrado en otras cosas, en la producción y en la vida. Para él fue increíble poder estar presente en un set de rodaje como actor nuevamente, y especialmente como ese personaje. Crecí idolatrando a Tobey en ese papel y él es una gran parte de ese personaje para mí, y simplemente soy fan de él como actor.

Bajo la dirección de Jon Watts, Garfield dijo:

Tuvimos este increíble período de un par de semanas antes de que comenzáramos a rodar en el que simplemente estuvimos trabajando. Estuvimos lanzando ideas sobre en qué podría convertirse la relación, cuál podría ser la dinámica, cuál es el sentimiento mutuo, y cuando nos vemos por primera vez en comparación con cuando nos separamos, ¿cuál es el viaje de eso?

Juntos, Maguire y Garfield compartieron una experiencia creativa colaborativa trabajando en lo que tomaría forma como un vínculo fraternal entre los tres Spider-Man.

Se sentía protegido. Fue muy extraño. No se sentía como si estuviéramos haciendo esta gran película de Spider-Man. Se sentía como si Tobey y yo realmente estuviéramos trabajando en una relación entre dos personajes y usando nuestra imaginación y jugando. Me sentí muy, muy juguetón, como si fuéramos dos amigos haciendo un pequeño cortometraje de Spider-Man y diciéndonos: ‘¿No sería genial?’. Creo que realmente también comenzó a recordar su conexión con la interpretación, su amor por ella, como si no hubiera pasado el tiempo.

Una de sus varias escena juntos tiene lugar en un andamio alrededor de la Estatua de la Libertad, donde Garfield y Maguire improvisan la broma en la que el Peter Parker de uno ayuda a estirar la espalda del Peter Parker del otro.

Estamos como, ‘Somos chicos mayores, ¿cómo expresamos eso? ¿Cómo expresamos esa conexión?’ Yo decía, ‘Quiero mostrarme necesitado de tu aprobación, quiero asegurarme de que te agrado y que estás impresionado por mí, como si fuera el hermano menor para ti que nunca quisiste’. Fue un poco juguetón. Tuvimos un día entero en ese andamiaje improvisando, tocando y probando cosas y descubriendo cuál era el tono, descubriendo quiénes eran los demás. A partir de ahí, fue increíblemente divertido.