Venom: Habrá Matanza. Dicen que Matanza es el adversario definitivo

0
150
Venom: Habrá Matanza

Aunque son muchos los fans de Veneno (Venom) que están deseando ver la secuela Venom: Habrá Matanza por continuar las aventuras de Eddie Brock y su simbionte, también lo son aquellos que están deseando ver la película por el villano, el también simbionte Matanza (Carnage) y su huésped Cletus Kasady, un asesino en serie interpretado por Woody Harrelson.

En una entrevista reciente, el productor Avi Arad habló sobre el debut del malvado villano en el cine, situándolo como el adversario perfecto para Veneno.

Matanza es a quien han estado esperando los fans, y finalmente va a hacer su debut en la gran pantalla. Es el adversario definitivo de Veneno, más fuerte y más violento en todos los aspectos. No ayuda que el asesino en serie Cletus Kasady sea el huésped de Matanza, aumentando su maníaco punto de vista hasta un nivel increíblemente siniestro. En los cómics, Matanza es el retoño de Veneno su ‘hijo’, si así lo deseas, lo que hace que su conflicto sea aún mucho mayor.

A esto, la guionista Kelly Marcel, que co-escribió la historia junto a Tom Hardy, añadió:

Matanza es una parte enorme de esto y el villano más querido en el Venomverso. Unirlo con Cletus, juntos son una máquina de matar psicótica, peligrosa y loca.

A diferencia de su adversario, Matanza está podrido hasta lo más profundo, incluso aunque el asesino parezca modesto y calmado tras las rejas. Además, según el director Andy Serkis, todo se ve potenciado por el estupendo trabajo de Woody Harrelson.

Woody es excepcional en todo lo que hace. Cletus es retorcido, malvado, manipulador y está más dolido que nada, pero en la interpretación de Woody, no puedes evitar quererlo. Podrían ser solo risas y arcadas, pero Woody le pone en la cuerda floja, un crío en cierto momento, y un oscuro y profundo asesino en el siguiente, con una verdadera vulnerabilidad por debajo de todo.

El propio Harrelson describe a Matanza como un asesino psicópata que tuvo una infancia desagradable que ahora le hace sentirse obligado a vengarse de todo ello. Según el productor Matt Tolmach, el personaje estaba destinado a aparecer en la franquicia.

Toda historia de Veneno tiene que llevar a Matanza. En un mundo habitado por un simbionte genuinamente aterrador, hay otro simbionte que lo es mucho más, y mucho más peligroso, y mucho más mortífero. Es el reto definitivo para Veneno y obviamente para Eddie. Woody era la persona adecuada porque no solo es uno de los mejores actores que hay, sino que tiene una deliciosa maldad que es singularmente aterradora.