[Análisis] Monitor gaming Millenium MD49 DQHD 49» 120Hz Curvo

0
158
Monitor Millenium MD49

Por cortesía de Schneider Consumer Iberia, he podido probar uno de los monitores de más alta gama de la compañía que se comercializan a través de la reconocida marca Millenium de hardcore gaming competitivo y profesional de e-Sports. Hablamos del Millenium MD49 de 49» curvo, un monitor enfocado a los gamers más exigentes que, desde luego, ha estado a la altura de lo que esperaba.

Todo lo que necesitas para jugar y trabajar

El Millenium MD49 es un espectacular monitor QLED de 49» ultra panorámico, y entre sus principales características encontramos una tasa de refresco de 120Hz, un tiempo de respuesta de 4ms y soporte para tecnologías como Freesync y G-Sync. En definitiva, aunque quizás con una respuesta un tanto alta, el monitor se presenta con todo lo necesario para que la partida de turno sea lo más fluida posible.

Dejando de momento los aspectos técnicos y pasando a los prácticos, el MD49 es un monitor cómodo y fácil de montar, que permite un buen rango de movimiento (aunque más limitado que en otros modelos) para situarlo en la posición que más nos guste. Además, he decir que, con una mesa estrecha como la mía, el tipo de soporte que incluye no ocupa demasiado espacio y deja lugar a colocar los periféricos y que el monitor no esté demasiado cerca de la cara. Esto es algo que para mí es importante, y pese a la calidad o el precio puede ser un factor decisivo en mi compra. De nada me sirve un pepino de monitor a precio de saldo si después no me cabe en la mesa.

Con todo esto, es fácil colocar el monitor de una forma que se adapte bien tanto a un entorno de juego como de trabajo. Y en esta última parte me gustaría hacer hincapié, porque si alguna vez habéis probado un monitor ultra panorámico sabréis lo incómodo que resulta trabajar con muchas ventanas a la vez, llegando a echar de menos el tener varias pantallas más pequeñas en lugar de una tan grande. Pues bien, aquí eso se soluciona con un modo multipantalla que hace que este monitor funcione como si fuesen dos monitores independientes de 24,5». Ideal para trabajo de escritorio, streamers y otras funciones. Para mí es una función imprescindible. Hay que decir que el hecho de que sea curvo ayuda a la hora de prestar atención a los laterales del monitor, pero no es suficiente. Yo eché de menos más curvatura (lo cual tampoco sé si es posible).

Ahora bien, si tengo que poner una verdadera crítica negativa sobre la mesa, esa tan estrecha que comentaba antes, es referente a lo de siempre con todos y cada uno de los monitores. Por favor, ¿es que nadie va a implementar nunca un sistema de navegación por el menú de configuración que sea intuitivo y fácil? Bueno, pues este Millenium tampoco. Opciones muchas, muy útiles, incluso necesarias, pero se hace engorroso configurarlas.

Monitor Millenium MD49

Ahora sí, detalles técnicos

Supongo que en reseñas de este tipo es necesario hablar de cosas como las conexiones, la resolución, el contraste y otros muchos aspectos similares. Sin embargo, en este monitor nos encontramos con lo típico en dispositivos de estas características, así que tampoco me voy a sumergir demasiado en ello. Dispone de puerto DisplayPort 1.4 y varias entradas HDMI de diferentes versiones, además de conexión para auriculares.

Vale la pena recordar que estamos ante un panel QLED, y que a nivel de resolución tenemos una resolución vertical WQHD (1440p) que llega hasta 3840×1080, con un contraste 3000:1. Como veis, son números estándar en el mercado, lo cual garantiza que estamos en la línea de lo que podemos esperar.

Si el monitor entra en vuestro punto de mira con los videojuegos en mente, dejando de lado el tamaño, lo más destacado son esos 120Hz de tasa refresco que ofrece. Yo, personalmente, utilizo en mi día a día, ya sea para trabajar o para jugar, un monitor de 60Hz, y os puedo asegurar que no he notado apenas diferencia. Es verdad que hay monitores de gama y precio similar que llegan a 144Hz o 160Hz, pero bajo mi punto de vista es algo que no marca la diferencia. Bien es cierto que no soy un jugador profesional, y que a nivel competitivo la tasa de refresco sí que puede marcar esa diferencia, pero yo estoy en mi casa y el resultado es básicamente el mismo.

Si además sumamos que el tiempo de respuesta está por debajo de la media, no se puede pedir más. Bueno, sí se puede, porque es verdad que hoy en día es fácil ver en el mercado monitores con 1ms de respuesta, y el MD49 nos ofrece 4ms, un tanto alto para los gamers más exigentes. Igualmente, en este caso vuelvo a decir lo mismo que en el párrafo anterior, y es que para un usuario medio estamos ante unas características muy pro.

Por último vale la pena comentar ciertas compatibilidades que mejoran la calidad de imagen en general, y en los juegos en particular. Por un lado hay que decir que es compatible con HDR 400, aumentando la calidad de brillo, contraste y color. Por otro lado, y como ya comenté más arriba, es compatible con las tecnologías Freesync y G-Sync de AMD y Nvidia, respectivamente, que permiten al monitor sincronizarse en tiempo real con los FPS generados por la tarjeta gráfica. De poco sirve tener un monstruo de GPU si el monitor no es capaz de procesar tanta potencia visual.

Para detalles técnicos específicos que se escapan a mi análisis, detección y comprensión, os dejo mejor enlace a la web oficial del producto.

Valoración personal

Como ya he comentado, utilizo el ordenador tanto para trabajar como para jugar. Mis labores de redactor, community manager o streamer me piden comodidad y orden, algo que sin la función multipantalla sería imposible. Necesitar tener aplicaciones abiertas a pantalla completa mientras interactúas en otra ventana solo es posible a través de varios monitores, o bien con una configuración especial para estos ultra panorámicos.

A nivel de juegos, reitero que no he notado la diferencia de pasar de 60Hz a 120Hz, o al menos eso creo. Pero eso ya no es culpa de este monitor, sino de experiencias personales y del ojo humano. De hecho, existe un serio debate sobre si realmente es perceptible esa diferencia. Entiendo que hace falta tener un PC de última generación, DisplayPort 1.4, tarjeta gráfica reciente y algo con lo que comparar, pero mi nivel de jugador habitual no alcanza para emitir un juicio sobre si a partir de ahora es imprescindible tanta tasa de refresco o una respuesta más baja. Si eres un jugador profesional, quizás este monitor no sea para ti porque necesitas un punto más en su oferta, pero si juegas por amor al arte en la comodidad de tu casa, y eres exigente con tu equipo, estoy seguro que el MD49 satisfará tus necesidades de sobra.

Para poneros unos ejemplos, tuve tiempo de probar el monitor con títulos como Halo: The Master Chief Collection, Dungeons & Dragons: Dark Alliance y Dead Space 3, grandes clásicos de ayer y de hoy. El salto de un monitor de 25» a un ultra panorámico te deja con la boca abierta, no solo por la mayor resolución, sino por la amplitud del campo de visión. Eso para un FPS es oro. Eso sí, todo me pareció más fluido en igualdad de configuración comparando con mi monitor antiguo, entiendo que por las características de sincronización de FPS. Algo que quiero destacar, y doy por hecho que es por la calidad del panel, es que no me molesta tanto a la vista cuando juego a oscuras, un mal que padezco no solo con el ordenador, sino también con la televisión. Eso lo agradezco mucho.

Monitor Millenium MD49

Alegato final

El monitor Millenium MD49 de 49» curvo estuvo en mi poder casi dos semanas, tiempo más que suficiente para acostumbrarme a lo bueno y crearme una necesidad que, hasta ese momento, no tenía. Yo estaba contento con mi monitor principal, acompañado de un par de satélites de peor calidad, pero el descubrimiento de un ultra panorámico de gran calidad como es este ha cambiado mi visión del mundo.

Esto es a priori un problema, porque estamos hablando de un monitor de alta gama que ronda los 1000€, un precio que desde luego es para dudar. Ahora bien, también hay que decir que estamos ante un monitor muy equilibrado, con características de competición y con una calidad que está a la altura de los más exigentes. Sí, hay monitores por un precio similar que ofrecen cosas mejores, y también los hay que dejan bastante que desear si comparamos. Pero lo bueno, y lo vuelvo a decir, es que estamos ante un producto muy equilibrado, y a veces es la mejor opción cuando se busca compatibilizar tareas con un puntito de exigencia en el rendimiento.

En definitiva, este MD49 es un monitor que, sin serlo, te hará sentir como un profesional del gaming en tu casa subiendo tus partidas a un nuevo nivel. De eso no hay duda.