Recientemente se ha publicado una entrevista en la que el controvertido director y guionista Josh Trank habla sobre su carrera, y uno de los temas que se toca es la película de Star War para la que firmó una vez.

Después de que Disney comprase Lucasfilm, comenzó el desarrollo de una nueva trilogía de Star Wars, así como una serie de spin-offs que incluían una película protagonizada por Boba Fett, la cual iba a dirigir Trank.

En la entrevista se explica que los rumores sobre la problemática producción de Cuatro Fantásticos llegaron a Lucasfilm, y Trank se «borró» de la Star Wars Celebration por una gripe. Poco después, los medios informaron de que el director había abandonado el proyecto, pero ahora Trank ha confirmado que no solo presentó una idea de tres actos para la película de Boba Fett, sino que nunca llegó a ser despedido.

Lo dejé yo porque sabía que me iban a despedir si yo no lo dejaba.

No es un secreto que la producción de Cuatro Fantásticas estuvo plagada de problemas, y parece que esos problemas arruinaron las posibilidades de que Trank dirigiese el spin-off de Boba Fett.