La Viuda Negra (Black Widow) de Scarlett Johansson es vista como uno de los miembros fundadores del Universo Cinematográfico de Marvel después de su debut en Iron Man 2 hace ya unos cuantos años. Lamentablemente, el personaje murió durante los eventos de Vengadores: Endgame, pero tendremos una nueva oportunidad de disfrutar de sus aventuras el año que viene en Black Widow.

Sin embargo, la cosa pudo ser bien diferente. En una entrevista reciente, Johansson echó la vista atrás para recordar cómo casi no consiguió el papel, algo que no solo habría cambiado el panorama del UCM, sino también toda la carrera de la actriz.

Un factor importante que hizo que Johansson aceptase fue la visión personal de Jon Favreau y Kevin Feige para el proyecto. Se reunió con ambos cuando estaban buscando a una actriz para el papel y se enamoró de todo el conjunto. Eso sí, aunque ella estuviese dispuesta a aceptar, Marvel Studios tenía a otra actriz antes en la lista, Emily Blunt.

En ese momento estaba visitando a mi marido en el trabajo. REcuerdo estar en un hotel aleatorio de alguna parte. Y recibí esa llamada y yo estaba bastante decepcionada. Y entonces así fue. Y ya sabes, la vida siguió. Quiero decir, ciertamente he tenido suficiente experiencia en rechazos.

No soy de las que guardan rencor ni nada. Estaba súper emocionada por ello. Y me reuní de nuevo con Jon, y tuvimos una divertida conversación sobre cómo no me había elegido. Pero yo estaba emocionada. Estaba entusiasmada.

El resto es historia. Blunt rechazó el papel y finalmente fue a parar a manos de Johansson.