Mientras esperamos el primer tráiler de Black Widow, que podría llegar en las próximas semanas (el 3 de diciembre según los rumores), Scarlett Johansson ha hablado sobre la nueva película de Marvel Studios en una entrevista reciente.

Arrojando algo de luz sobre qué podemos esperar de la película, la actriz explicó por qué Black Widow no será una verdadera precuela.

No quería estar en una película de origen. No quería estar en una historia de espías. No quería que se sintiese superficial. Solo quería hacerla si encajaba en donde yo estaba con el personaje. Pasé mucho tiempo limando esas capas, sentía que a menos que profundizásemos algo, no habría razón para hacerla.

Porque hice mi trabajo en Endgame, y me sentí satisfecha con ello. Habría sido feliz dejándolo estar ahí. Así que tenía que haber una razón para hacerla más allá de simplemente exprimir algo.

La película habla sobre mucho material duro. Trata con muchos traumas y dolor.

Duda, inseguridad, culpa, decepción arrepentimiento y todo ese tipo de cosas también. Tiene muchas cosas diferentes, no es solo eso. Paro hay mucho material profundo, creo yo, que sirve de hilo conductor.

Es una película de auto-perdón y sobre familia. Creo que en la vida llegamos a la mayoría de edad muchas veces y tienes ese tipo de momentos en los que estás en una fase de transición y luego te mueves un poco más allá, y creo que en Black Widow el personaje está, cuando lo encontramos, en un momento de crisis real, y a lo largo de la película se enfrenta a sí misma de muchas maneras y a muchas cosas que hacen que ella pase por esa crisis, y empezamos a poder establecer de nuevo dónde es una persona más real, con más control de sí misma. Así que ese es su viaje, bueno, eso espero.