Aunque Star Wars Battlefront II fue un juego muy criticado y vapuleado por varias razones, llegando a llamar la atención incluso de los medios generalistas y algunos gobiernos, Electronic Arts continuó dando soporte al título hasta conseguir mejorar sus errores y crear una gran base de jugadores.

Este tipo de soporte no suele ser habitual en EA, y de hecho muy pocos confiaban en que la secuela se alejase demasiado del fracaso. Aún así, parece que el esfuerzo podría no haber merecido la pena, ya que en el estudio no tienen intención de dedicarse a un Star Wars Battlefront III a corto/medio plazo.

Según el director de diseño, Dennis Brannvall, la razón principal para no hacer de momento una tercera entrega de la saga es que ya no hay el hambre que solía haber.

Las secuelas aún son probablemente viables porque de otro modo la gente no las haría, pero no es el mismo hambre que solía ser.

Estábamos acostumbrados a la cadena de secuelas, donde hacemos una secuela, después hacemos un pase de temporada para un año y después pasamos al siguiente juego. Creo que la industria ha cambiado con respecto a eso. Antes era muy transaccional y hacíamos el juego diseñándolo para 4 DLCs, y después ya está. Entonces te centras en sacar valor de los jugadores por lo que pagaron y si hubiese un sistema que no está funcionando entonces pones una marca en eso y lo arreglas en la secuela.

Según Brannvall, DICE y EA no ya no van a hacer cosas así. Y esto ha hecho de Star Wars Battlefront un juego mucho mejor, porque en lugar de tener en cuenta los comentarios de los jugadores para una secuela, se hace directamente en el juego actual.