Después de sufrir uno de los peores debuts de la franquicia cinematográfica de los X-Men, no debería ser ninguna sorpresa que X-Men: Fénix Oscura haya puesto fin a su etapa en los cines con la peor recaudación de la historia de la saga.

Según los datos, la recaudación doméstica total para la película es de 65,8 millones de dólares, menos de la mitad de lo conseguido por Lobezno Inmortal (132,5 millones de dólares), la segunda pero de la franquicia.

A nivel mundial, los números se acercan algo más. X-Men: Fénix Oscura recaudó 252,4 millones de dólares. La segunda peor es la X-Men original, que recaudó 296,3 millones de dólares hace casi 20 años.