Jake Gyllenhaal ya forma parte del Universo Cinematográfico de Marvel como Mysterio gracias a Spider-Man: Lejos de Casa, pero hace más de 15 años estuvo a punto de dar vida a Peter Parker en Spider-Man 2 cuando parecía que Tobey Maguire iba a abandonar.

Maguire se lesionó la espalda en Seabiscuit y su regreso como Spiderman para la secuela arácnida estuvo en peligro, así que Sony Pictures empezó a buscar otros actores, siendo Gyllenhaal el favorito.

Hay muchos papeles en mi carrera donde competí con otro actor, o algo ocurrió que posiblemente podría haber pasado pero no pasó, pero quizás lo habría hecho. Al final creo que cuando un actor interpretó a un personaje, particularmente en una película, el personaje es suyo, y eso es todo.

Pero sí, Maguir se lesionó y hubo conversaciones. Y hubo unos cuantos actores posiblemente para el papel, y yo era uno de ellos.