Anthony Mackie debutó en el Universo Cinematográfico de Marvel en 2014, en Capitán América: El Soldado de Invierno, como Sam Wilson, alias el Halcón (Falcon). Sin embargo, para sorpresa de todos, el actor casi se unió al UCM un año antes en un papel muy diferente.

Según se revela en una entrevista reciente, Mackie hizo una audición para interpretar al Mandarín en Iron Man 3, un papel que finalmente acabó siendo para Ben Kingsley. Sin embargo, su buena prueba de pantalla le llevó a mantener una reunión con Joe Russo y el productor Nate Moore, que al final acabó con su contratación para ser Sam Wilson.