James Gunn, guionista y director de Guardianes de la Galaxia y su secuela, fue contratado de nuevo el pasado mes de marzo para dirigir la tercera película de la franquicia después de que Disney le despidiese el año pasado por una serie de bromas ofensivas en redes sociales publicadas hace muchos años.

Ahora, en una entrevista reciente, Gunn por fin ha hablado sobre el hecho dejando claro que no guarda rencor hacia la compañía o los responsables de su despido.

No culpo a nadie. Me siento y me he sentido mal durante un tiempo por las formas en las que hablé públicamente. Por algunas de las bromas que hice, algunos de los objetivos de mi humor, las consecuencias inintencionadas de no ser más compasivo con lo que publicaba. Sé que la gente se ha sentido herida por cosas que he dicho, y eso sigue siendo responsabilidad mía, el no haber sido tan compasivo como debería en lo que dije. Me siento mal por ello y asumo toda responsabilidad.

Disney tenía todo el derecho a despedirme. Esto no ha sido un tema de libre expresión. Dije algo que no les gustó y tenían todo el derecho a despedirme. Nunca hubo ninguna discusión al respecto.