En una entrevista reciente, el actor Chris Evans, el que era hasta ahora la cara del Capitán América (Captain America) del Universo Cinematográfico de Marvel, ha rememorado su último día en el rodaje de Vengadores: Endgame.

Conociendo su destino, y por tanto su futuro en el UCM, ese día provocó un «berrinche» en el bueno de Evans.

Sentí como si estuviera graduando en el instituto o en la universidad, ya sabes. Durante el último mes de rodaje iba a trabajar todos los días y me sentía un poco abrumado y un poco nostálgico y agradecido. El último día, estaba sollozando. Lloraba muy fácilmente, definitivamente me cogía berrinches.

Durante sus ocho años en el papel de Steve Rogers, Evans ha conseguido ser una mejor persona, y el actor lo atribuye al tiempo que ha pasado interpretando al personaje.

Cuando estás interpretando a un personaje durante mucho tiempo, empiezas a ver paralelismos entre lo que va a pasar el personaje y lo que estás pasando tú. Empiezas a mirar tus propios conflictos y circunstancias a través de los ojos de alguien que podría manejarlos mejor que tú.