Natalie Portman interpretó a Padme Amidala, madre de Luke y Leia Skywalker, en la trilogía precuela de Star Wars. La actriz tenía 16 años cuando se unió al reparto de Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma.

Ahora, en una entrevista reciente, Portman habla sobre las críticas que recibió en su día la película y cómo le hicieron sentir.

Fue duro. Fue una decepción porque la gente estaba muy emocionada por las nuevas y después tuvimos a la gente decepcionada. También estar en una edad en la que no entendía realmente ese tipo de naturaleza de la bestia. Cuando algo es muy esperado casi solo puede ser una decepción.

Con la perspectiva del tiempo, ha sido re-evaluada por mucha gente a la que ahora les encanta. Hay un grupo muy ávido de gente que ahora cree que son las mejores. No tengo la suficiente perspectiva para opinar.