Hace unos días se cumplieron 11 años desde que nació el Universo Cinematográfico de Marvel con el estreno de Iron Man, un éxito un poco inesperado que encumbró a Robert Downey Jr. a lo más alto del estrellato hollywoodiense gracias a dar vida a uno de los personajes más queridos del cine de los últimos años.

Hasta el día de hoy, ha sido un viaje largo y satisfactorio tanto para los fans como para el actor. Ahora, en una entrevista reciente, Downey Jr. echa la vista atrás y habla sobre su trabajo bajo la máscara de la armadura comparándolo con el biopic de Charlie Chaplin que protagonizó en los años 90.

Puedo hacer un par de comparaciones. No por compararme a mí mismo con Charlie Chaplin, sino por cómo la gente quería verle interpretar al vagabundo. Hizo Monsieur Verdoux, hizo Candilejas, tuvo incursiones de éxito no solo siendo su personaje más querido. Pero al final, en sus últimos años se rindió al deseo de la gente y reencontró su alegría y su aceptación en el hecho de que había sido lo suficientemente afortunado por haber canalizado y creado a ese personaje con el que empezó.

Tras esto, Downey Jr. alabó a la gente que le ayudó en las primeras fases para establecer la base de su icónica carrera como Iron Man.

Tony estaba ahí fuera para que empezase con él. Pero no pienses en los dos por separado. Creo que si has hecho tantas de esas películas como yo y la primera fue tan definitiva e influyente, no porque yo sea genial, sino porque todo el mundo hizo muy bien su trabajo, lo que hizo el director Jon Favreau y lo que hizo Gwyneth Paltrow, y todo el mundo… Es como tener un gran equipo de fútbol, un gran grupo de gente.