Tony Stark es uno de los personajes más importantes de Capitán América: Civil War. La película enfrenta a Iron Man contra el súper soldado protagonista de la película por culpa de Bucky Barnes / Soldado de Invierno (Winter Soldier). Sin embargo, Robert Downey Jr. estuvo a punto de no aparecer en la película.

En una entrevista reciente, el co-director Joe Russo reveló que el actor no tenía contrato y que tuvieron que convencerle.

Tuvimos que convencer a Robert Downey Jr., que no tenía por contrato hacer Civil War, para que hiciera esta película y además interpretase a un villano.

Tras esto, el otro co-director, Anthony Russo, explicó brevemente cómo consiguieron que Downey Jr. firmase.

Muchas reuniones en Malibú.

Y Joe añadió:

Dices, ‘Mira, vamos a intentar hacer algo realmente arriesgado aquí. Queremos deconstruir, queremos inyectar algo de riesgo y alguna tensión en estas historias’. Y tiene que seguir contando estas historias, así que quiere interpretar algo convincente. Así que cuando le dices, ‘Hey, tienes que ser un villano y vas a hacer que tus próximas películas sean más interesantes y te den más con lo que jugar’, no es tan difícil de vender.