La venta anticipada de entradas de Vengadores: Endgame en China está siendo un tema de actualidad, ya que no deja de batir récords. Tanto es así, que las autoridades chinas han detectado que algunos cines están subiendo el precio de las entradas de forma ilegal para aprovecharse de la demanda, inflándolas en unos 45 dólares.

Para evitar esto, las autoridades chinas han empezado a comunicar a los cines que solo pueden añadir cargos a los precios originales por gastos de gestión que no superen el 10% del valor total de la entrada. De no cumplirse esto, se arriesgan a que se prohíba la proyección de la película.