A día de hoy, Spiderman, Maria Hill y Nick Furia están muertos, pero obviamente eso va a cambiar en Vengadores: Endgame, si es que Spider-Man: Lejos de Casa es algún indicativo.

En una nueva entrevista, el director de la secuela Jon Watts rechazó desvelar cualquier detalle, pero dijo que Peter Parker tendrá que pasar por muchas cosas la próxima vez que le veamos.

Parece que lo principal será la nueva relación de Spidey con Nick Furia, y el hecho de que tendrá que decidir si está listo para ser más que un amistoso y vecino superhéroe.

Tengo ese recuerdo de ser un niño y querer desesperadamente ser tratado como un adulto. Y entonces llega ese día, de repente, donde todo el mundo te trata como un adulto y empiezas a pensar, ‘Oh, me gustaba más cuando era tratado como un niño. ¿Podría volver atrás?’. Pero el tiempo pasado es algo a lo que nunca puedes volver.

Aunque Tony Stark acabó siendo un mentor para Peter, el trepamuros desarrollará una relación muy diferente con Furia.

Si Tony es como el tío guay, Furia es más como el nuevo padrastro. Furia no se ve a sí mismo en Peter Parker. Furia ve a Peter Parker como algo que necesita y que está demasiado preocupado con un puñado de problemas de instituto. Parte de mi idea para la primera pelícual era usar a Nick Furia y hacerle algo así como el profesor sustituto. Tienes a ese personaje que es como un James Bond adolescente. Un Nick Furia cansado del mundo y un adolescente entusiasta de Nueva York que es Peter Parker callejeando por Europa, ¿qué hay más divertido que eso? Les pones juntos y tienes buen material.