Por su naturaleza cósmica, Capitana Marvel cogió prestados ciertos elementos estéticos de películas hermanas como Guardianes de la Galaxia o Thor: Ragnarok y, aparentemente, casi fue más allá.

Según revela el co-director Ryan Fleck, se consideró incluir en Capitana Marvel una escena post-créditos finales ligada fuertemente a la tercera entrega de la saga del Dios del Trueno.

Atención: spoilers de la película a continuación.

Aparentemente, la escena habría enviado a uno de los personajes de Capitana Marvel al planeta de Sakaar.

Hubo una idea sobre la mesa en torno a tener a Jude Law emergiendo de su cápsula en Sakaar, y después teniéndole mirando alrededor y viendo el Ano del Demonio detrás de él mientras se pregunta, ‘¿Dónde diablos estoy?’.

La escena fue finalmente sustituida por la de Goose el Gato vomitando el Teseracto, y es que parecía obvio no incluir una escena tan similar a la que tiene lugar con el Gran Maestro (Grandmaster) al final de la propia Thor: Ragnarok.