Según el actor que pone voz Peter Parker en la versión original de Marvel’s Spider-Man, Yuri Lowenthal, Marvel no estaba en un inicio muy contenta con la muerte de un importante personaje del juego, y no quería que la desarrolladora Insomniac Games la incluyera.

Aviso de spoilers.

Los que habéis jugado al juego, sabréis que en cierto punto el Doctor Octopus desata el Aliento del Demonio en Nueva York, envenenando a aquellas que entran en contacto con él. Al final del juego, esto deja a Peter Parker con una decisión difícil: usar el poco antídoto que queda para salvar a la Tía May, que se estaba muriendo por culpa del Aliento del Demonio, o quedarse con el suero para que pueda ser replicado y salvar las vidas de muchos ciudadanos. Si Parker elige la segunda, que es lo que hace, la Tía May muere porque no hay tiempo suficiente para esperar a la cura.

El resultado de esto es una de las mejores y más emotivas escenas del juego, incluso más que los últimos momentos de Peter con el Doctor Octopus después de derrotarlo.

Pues según revela Lowenthal en un podcast reciente, Marvel no estaba muy por la labor de dejar morir a la Tía May en el juego. Sin embargo, con el tiempo, acabaron dando luz verde a Insomniac Games.