En los últimos diez años, el Universo Cinematográfico de Marvel ha crecido hasta convertirse en una de las franquicias más exitosas de la historia del cine. Bajo la supervisión de Kevin Feige, las películas del UCM ha recaudado más de 17.500 millones de dólares en todo el mundo.

Aunque muchos afirman que empieza a haber fatiga de superhéroes entre el público, lo cierto es que las recaudaciones de las películas siguen aumentando, y Feige no quiere ni oír hablar de ello.


No solo no ha habido la, entre comillas, fatiga de superhéroes que la gente me ha estado preguntando desde años antes de Iron Man, sino que aquí estamos en nuestro año más grande. Nuestros instintos siempre nos han guiado, y los éxitos siempre nos han animado a continuar siguiendo esos instintos.

2018 ha sido un año donde el estudio ha recaudado casi 3.500 millones gracias al enorme éxito de Black Panther y Vengadores: Infinity War. Sin embargo, hay posibilidades de que 2019 supere esa cifra, ya que nos esperan Capitana Marvel, Vengadores: Endgame y Spider-Man: Lejos de Casa. Feige afirma que el éxito se debe a una cuidadosa planificación y anticiparse al deseo de diversidad y representación en la gran pantalla.

Sabíamos que dar a la gente que no tenía la oportunidad de, A, hacer este tipo de la películas o, B, verse en la pantalla reflejando estos tipos de películas era importante, y era el futuro. Y mira lo que ocurre cuando la gente tiene historias que contar y no siempre pueden contar esas historias. Dales el presupuesto, dales el lienzo, y pintarán algo increíble.

Feige dijo también que la meta cuando asumió su papel en Marvel Studios era replicar la experiencia de leer un cómic en el cine, y ampliar la definición de lo que, entre comillas, puede ser una película de Marvel. Pero más importante que eso es:

La promesa de algo que va a llevar al cine, pero dándote mucho más de lo que pensabas que ibas a tener.