Aunque finalmente acabó interpretando a N’Jobu en Black Panther, el actor Sterling K. Brown se presentó inicialmente a las audiciones para M’Baku, un papel que al final acabó en manos de Winston Duke.

Aparentemente, la audición de Brown para M’Baku fue bien, y esa es la razón por la que eventualmente el director Ryan Coggler le ofreció el papel de N’Jobu, hermano del rey T’Chaka y padre del villano Erik Killmonger. El actor quería aparecer en la película, pero sus compromisos para televisión no le permitían un papel grande. Así que al final se sintió feliz de poder interpretar a N’Jobu, un personaje que aprecia por su fuerte perspectiva.

Solo fueron un par de escenas, pero tiene una fuerte perspectiva, y una perspectiva con la que me puedo sentir identificado en cuanto a la emancipación de la gente negra por todo el mundo y que se les permita tener una posición de poder a nivel mundial. Y sabiendo eso yo, como príncipe de ese país, tengo acceso a materiales que podrían dar acceso a gente negra a esa oportunidad sea como sea, parece una posición justificable.

Brown estaba especialmente preocupado por articular fuertemente las ideas de N’Jobu para que fuera más creíble cuando Killmonger escogiese seguir su legado de una forma más radical.

Sabía que iba a ser pasional.

Brown también reveló que cuando llegó el momento de rodar sus escenas no sabía que se suponía que N’Jobu tenía que hablar con acento.

Nadie me había comunicado necesariamente que había un acento específico que íbamos a usar hasta que aparecí en el set. Yo había trabajado en otra cosa completamente diferente. Así que vuelves a un papel en blanco, te sientas en tu hotel y escuchas cintas con acentos y las sugerencias del entrenador de diálogos, y lo haces una y otra vez hasta que sientes que está bien.

Al final, Brown confesó que puso más énfasis en su interpretación que en tener el acento correcto.

Si el acento no es del todo adecuado, que así sea, siempre y cuando la verdad de las pruebas y tribulaciones de N’Jobu se comuniquen.