Debido a los retrasos y la necesidad de volver a tener que rodar gran parte de la película, los costes de producción de X-Men: Fénix Oscura serán mucho más altos de los planeados inicialmente.

Si recientes informes son ciertos, la película tiene ahora un presupuesto de producción que ronda los 200 millones de dólares. Originalmente, la película se iba a estrenar el pasado noviembre. Sin embargo, el estreno fue retrasado hasta el 14 de febrero de este año y se llevó a cabo una vuelta al rodaje como consecuencia de las primeras proyecciones de prueba. Posteriormente, la película tuvo un segundo retraso hasta el mes de junio. Según se dice, la vuelta al rodaje sirvió para cambiar todo el tercer acto de la película.

Con 200 millones de presupuesto y el poco interés que existe por parte de los fans, es muy probable que X-Men: Fénix Oscura termine pasando por los cines sin pena ni gloria.