Los asistentes a la Comic Con de Nueva York han podido ver hoy un nuevo adelanto de la película X-Men: Fénix Oscura acompañados de la presencia del director Simon Kinberg y los actores Sophie Turner y Tye Sheridan, que interpretan a Jean Grey y Cíclope (Cyclops), respectivamente.

En palabras de Kinberg durante el panel:

Los X-Men son conocidos en el mundo, de hecho son superhéroes. Les vemos en una misión y vemos los que empieza a crear la fractura en Jean. Tiene mucha acción. Tiene la acción y el drama en ella. Aunque los efectos visuales no están terminados, os dará una sensación de qué aspecto tendrá.

A pesar de no estar terminado, Fox mostró bastante material de la película, y a continuación os dejamos una descripción por cortesía de ComicBook.com.

Una nave espacial despega después de una cuenta atrás. Se lanza al espacio. El material no es actual. En una sala de control, una mujer está por encima de las personas que están mirando. Un hombre recoge algo en su radar. Luego otro. Reportan sus hallazgos a la mujer. Los astronautas informan de un problema a Houston.

El Profesor X y Bestia están observando desde la Mansión-X. Hank insiste en que no pueden involucrarse con esto porque no están diseñados para volar.

El Presidente le hace a Charles una llamada desde un teléfono marcado con una ‘X’ desde el Despacho Oval.

Mística lidera a Rondador Nocturno, Bestia, Mercurio, Cíclope y Jean en la misión. Jean se muestra reticente y le pregunta a Mística si está de acuerdo con eso. Mística insiste en que si algo sale mal, ella les dará la vuelta.

La cancha de baloncesto en la mansión se abre, permitiendo que el avión ascienda, despliegue las alas y despegue.

Los telediarios informan que la segunda nave se dirige hacia el transbordador espacial. Charles entra en Cerebro. Pide información a la NASA. Descubre que el equipo perdió el control, la orientación y la comunicación. Le asegura que la ayuda está en camino.

El jet se pierde en el cielo. Scott intenta calmar a Jean con una mano en su hombro. El jet alcanza el espacio y se congelan las ventanas a medida que disminuye la velocidad. Se acercan a una entidad dorada y brillante cerca de la atmósfera, viendo al transbordador espacial haciendo círculos en el aire. Bestia explica que la cabina no durará mucho. Rondador Nocturno no puede ver una ventana para entrar.

Scott va por debajo de la cubierta para disparar al motor de las lanzaderas y detener su giro. Kurt, viendo ahora lo de dentro, coge a Peter y se dirige hacia allí. Tormenta sella las grietas. Todo está bajo las órdenes de Mística. Peter agarra a todos los astronautas y los lleva hasta Kurt. En el jet, el astronauta declara que su comandante todavía está en la lanzadera.

Charles les ordena que traigan al comandante y le pide a Jean que mantenga la nave unida. Solo puede hacerlo desde dentro. Mercurio crea un traje espacial para Rondador Nocturno. Jean mantiene aire cerca de ella. Se han teletransportado a la nave. La entidad dorada se acerca. Rondador Nocturno encuentra al comandante mientras Jean lo mantiene unido. Intenta recuperar a Jean, pero las llamas doradas la consumen.

Scott está furioso cuando ve que Jean no regresa a la nave con ellos. Jean absorbe la otra mitad de la fuerza que se dirigía hacia sus amigos. Grita de dolor. Charles lo ve. Se produce un estallido masivo y Jean se queda flotando en el espacio cuando los últimos rayos de la fuerza entran a través de varias partes de su cuerpo. Los X-Men miran, aturdidos. Rondador Nocturno se teletransporta para rescatarla y la trae de vuelta. Scott, sorprendido, es el primero en mirarla. Ella abre los ojos, revelando un ligero brillo dorado que se desvanece rápidamente. ‘¿Estáis todos bien?, pregunta.

Scott le dice que todos están bien y que ahora está lista para irse a casa. Los X-Men regresan a la Tierra, son recibidos por docenas de fans, tienen carteles que dicen ‘X-Men 4 Ever’ y les ofrecen un montón de aplausos. Los niños tienen muñecas de Mística. Hay fans por todas partes. Jean lo recibe antes de recibir más aplausos al llegar a Mansión-X.

Charles transmite los saludos del presidente, anima a todos a divertirse y cancela las clases ese día. Los chicos se alejan antes de que Charles le pregunte a Jean cómo se siente. Está bien, pero Mística insiste: ‘Debería estar muerta’.

‘Ya no son niños, Raven’, le dice Charles. Ella, sin embargo, cuestiona los riesgos que él toma. ‘Todo es solo un medio para un fin’, dice Charles. ‘Estamos a un mal día de que nos vean como enemigos de nuevo’. Raven odia su adaptación y los uniformes, pero Charles lo llama ‘un pequeño precio a pagar’.

Raven cierra la conversación diciendo: ‘Y, por cierto, las mujeres siempre están salvando a los hombres por aquí. ¡Es posible que desees considerar cambiar el nombre a X-Women!.