Cuanto 20th Century Fox publicó el primer tráiler y el primer póster oficiales de la nueva entrega de la franquicia cinematográfica de los X-Men la semana pasada, sorprendió que precisamente esa palabra tan reconocida, “X-Men“, se quedase fuera del título. Aunque a España llegará como X-Men: Fénix Oscura, en Estados Unidos y otros mercados internacionales se quedará simplemente como Dark Phoenix.

Ahora, hablando para Collider, el director Simon Kinberg ha explicado que se tomó esa decisión para mostrar que la película está siguiendo un camino diferente a la hora de volver a contar la Saga de Fénix Oscura que el seguido en X-Men: La Decisión Final.

Quería llamarla Dark Phoenix de nuevo muy de la misma forma que quisimos llamar a Logan ‘Logan’ en lugar de ‘X-Men: Logan’ para indicar que es un tipo diferente de película y para indicar que es una película más motivada por los personajes. Y para mí, y para Hutch Parker, como gente que trabajamos en X-Men: La Decisión Final, que no tenía ninguna traza de Fénix Oscura en el título, queríamos indicar realmente que esta es la historia de Fénix Oscura y que ella es la protagonista de la historia, la suya es la trama principal de esta historia, todo en esta historia gira realmente en torno a Jean / Fénix Oscura como auténtico sujeto principal de la película, no como objeto de la película.