Contra todo pronóstico, la versión de Venom que llegará a los cines ha sido clasificada por el organismo correspondiente como PG-13, algo que parecía impensable cuando vimos algunos de los primeros materiales promocionales.

En una entrevista para ComicBook.com, los productores Avi AradMatt Tolmach, así como el director Ruben Fleischer, revelaron que aunque la película contiene secuencias realmente intensas y oscuras, bañadas de violencia y un lenguaje agresivo, una decisión de negocio llevó a los responsables a alejar la película de una clasificación R.

Arad: Para mí, R no fue algo a considerar. ¿Puedes salirte con la tuya con R para que otra gente lo pueda ver? ¿Para que los jóvenes lo puedan ver? Yo hice una serie animada. Había mucho de Veneno ahí. Fue en el 94. No había razón para poner violencia. Para definir lo que es Veneno con violencia. No lo es. Es el protector letal, que es algo muy diferente. Queremos ser realmente fieles a los cómics. Hoy, con CGI y eso, podemos hacer que Veneno te muerda la cabeza. Pero no tenemos que mostrar la cabeza yendo de lado a lado, ‘Esta cabeza sabe bien’. Es irrelevante. Lo que es relevante es que finalmente comprendas, ¿es un mal tipo? Sí.

A pesar de que existen algunos rumores en redes sociales y foros de Internet, nunca ha habido y nunca habrá una versión de la película que contenga altas cantidades de violencia gráfica.

Tolmach: No hay ninguna versión fantasma de la película. Todo el mundo nos pregunta eso. ¿Hay una versión clasificada R por ahí? No la hay. Entramos en la producción y de desarrollo de la película queriendo hacer una película que fuese fiel a Veneno, fiel a los cómics y fiel al personaje, pero al mismo tiempo es una película que los niños de 13 y 14 años pueden ver. Tuvimos que luchar mucho para eso. Somos 15+ en Inglaterra. No es que quisiésemos hacer una película familiar. Queríamos llevarla al límite tanto como pudiésemos, pero también hacerla accesible. Esa siempre fue la meta.

Por parte de Fleischer, el mensaje fue el mismo, citando inspiración de una de las películas basadas en cómics más reconocidas de la historia.

Solo hablamos de esta película como PG-13. Lo que he dicho en el pasado es que queríamos llevar la violencia al límite. El Caballero Oscuro siempre fue un gran punto de referencia para mí, personalmente, para cómo de lejos podíamos ir con una PG-13 porque en esa película le clavan un bolígrafo a un tipo en la frente, así que supongo que si puedes hacer eso en una película PG-13 puedes morder algunas cabezas.

Al final, Fleischer defiende la película que ha hecho dentro de los parámetros de PG-13.

Estoy orgulloso de decir que creo que lo he conseguido, llevarla hasta el límite. Siento que no comprometo a Veneno de ninguna forma real. Es tan agresivo como los fans podrían esperar, creo yo.