Durante una entrevista reciente para EsquireTom Hardy habló sobre el proceso creativo que siguió para dar vida a Eddie BrockVeneno en la película Venom, comparándolo con algunos de sus papeles previos.

Tal y como reveló Hardy, le gusta usar gente real o ficticia como guía para cómo interpretar sus papeles, y lo cierto es que usó a un trío bastante interesante para Eddie Brock.

La atormentada neurosis de Woody Allen y todo el humor que viene con eso. Conor McGregor, la violencia sin conversación. Y el rapero Redman, fuera de control, viviendo libre de impuestos en su cabeza.

Eso sí, el actor explicó que este proceso único no es algo que comparta necesariamente con Sony Pictures y compañía, argumentando que no sueles decir esas cosas a los estudios.