Según informa Bloomberg, The Walt Disney Company están intentando recuperar los derechos de Star Wars para televisión después de habérselos vendido a Tuner Broadcasting, de AT&T Inc., con un acuerdo de 8 años para emitir las películas en canales como TBS y TNT.

Disney espera reclamar los derechos para que esas películas de Star Wars puedan ser ofrecidas en el servicio de vídeo bajo demanda en el que trabaja la compañía, que debutará en 2019. Turner pagó 275 millones de dólares en 2016 por las seis películas de la saga principal estrenadas entre 1977 y 2005, además de por los nuevos títulos, que incluirían El Despertar de la FuerzaLos Últimos Jedi.