En el debut de Scott Lang en el Universo Cinematográfico de Marvel le vimos pasar de ser un ladrón a un superhéroe, con los eventos de Capitán América: Civil War ascendiendo al personaje a las grandes ligas.

Según la estrella Paul Rudd, su aceptación en los Vengadores habrá jugado un papel muy importante en su evolución como personaje cuando le veamos en Ant-Man y la Avispa.

Bueno, la historia del personaje ha evolucionado desde Civil War. Scott se fue para luchar con algunos de los Vengadores y ahora estoy empezando esta película bajo arresto domiciliario, mientras que en la primera estaba decidiendo si esto era incluso de interés para mí, no sé si quiero ser un superhéroe, esto ha aumentado incluso más, diría yo.

Como resulta evidente por el título de la película, la relación de Scott con Hope Van Dyne (Evangeline Lilly), alias la Avispa, también ha sufrido un cambio drástico. Pero esta no será la única relación que veremos diferente en la secuela.

Ciertamente veréis esa relación evolucionar, entre Scott y Hope, así como esa relación que tengo con mi hija. Mi hija Cassie, este es en realidad el mayor reto. Cómo de alguna forma eres la mejor versión de ti mismo como superhéroe mientras eres la mejor versión de sí mismo como padre, ¿pueden co-existir ambas cosas?